Ismael Landín Miranda, presidente del Colegio de Médicos, refirió que los problemas de obesidad que aquejan a gran parte de la población del país se deben en gran medida a que las instituciones de educación y salud han fallado al promover los buenos hábitos alimenticios, pues no se ha educado a niños y adultos sobre cómo llevar una dieta nutritiva.
En este sentido, afirmó que este problema no se debe a una falta de recursos, sino a los malos hábitos alimenticios, pues si esto fuese realidad, no habría tanta gente obesa en nuestro país; agregó que por ello, se debe enseñar a la población a usar bien los alimentos que consume, para que se elabore una dieta balanceada.
Landín Miranda destacó que esto se observa en las cooperativas escolares, donde se sigue permitiendo la venta de productos chatarra, cuando a los niños se les deben ofrecer alimentos sanos, pues la nutrición es fundamental para su sano crecimiento.
Sostuvo que esto se da también en los propios hogares, pues los jefes de familia no procuran una alimentación saludable, así, pues, se recurre a botanas, comidas que ya vienen previamente preparadas, e incluso, “las propias madres prefieren darles a sus pequeños leche en bote en vez de amamantarlos”.
Para concluir, el presidente del Colegio de Médicos reconoció que existe una legislación que obliga a las instituciones educativas y de salud a emprender acciones para fomentar una sana alimentación en los hogares, sin embargo, ni el Gobierno, ni la población, han asumido del todo su responsabilidad en esta materia.