Les exigían 450 mil

Los elementos de la Policía Municipal de Rincón de Romos, con apoyo de agentes de la Policía Cibernética y de la Policía Estatal, lograron frustrar otra extorsión telefónica de la que era víctima una familia, a quien estaban exigiendo un pago de 450 mil pesos, con el pretexto de liberar a uno de sus integrantes que supuestamente tenían secuestrado.
Todo inició cuando en el número de emergencias 911 se recibió un reporte, en la que una persona que habita en el municipio de Cosío, reportó que estaba recibiendo llamadas telefónicas de parte de integrantes de un supuesto grupo delictivo, en el que le informaban que tenían secuestrado a su hermano y que si quería volver a verlo con vida, tenía que depositar 450 mil pesos.
La persona que recibió las llamadas, señaló que trató de comunicarse con su familiar, sin embargo nunca logró contactarlo, por lo que decidió solicitar ayuda a los servicios de emergencia, ante el temor de que efectivamente estuviera privado de la libertad.
Al presumirse que se trataba de una extorsión telefónica, se le sugirió que ya no contestara el teléfono y tampoco hiciera algún tipo de llamada.
De esta forma, policías estatales, con apoyo de agentes de la Policía Cibernética, se dieron a la tarea de localizar a la persona desaparecida de nombre David y fue más tarde cuando policías preventivos de Rincón de Romos lo encontraron sano y salvo, evitándose de esta forma que su familia fuera víctima de una extorsión telefónica.