Desde muy temprana hora, trabajadores del Centenario Hospital Miguel Hidalgo se manifestaron afuera de las instalaciones para pedir a las autoridades el cumplimiento en el pago del Bono COVID que se les adeuda desde hace más de un año ante el riesgo en el que se encuentran por la atención de pacientes con dicha enfermedad, así lo estableció el secretario general del Sindicato, Francisco Javier Araiza Méndez.

El dirigente del SUTHMH comentó que esta petición se ha hecho no sólo a la Secretaría de Salud, sino a las autoridades federales tanto de la Delegación de la Secretaría del Bienestar como al propio presidente de la República, sin que hasta el momento se tenga una respuesta.

Señaló que hace varios meses fue entregado un bono de 4 mil pesos a un grupo de 150 trabajadores del área de Enfermería del Hospital, sin embargo, el Sindicato apela por que dicho bono se entregue a la totalidad de los 1,500 trabajadores que laboran, sin que se haga una distinción entre los que son de primera o segunda línea. “Para nosotros debe ser todo el personal, porque esa primera y segunda línea no existe, tenemos contacto directo todos los trabajadores con los pacientes. Somos un hospital donde trabajamos todos en conjunto, entonces difícilmente se podría hacer esa separación. Somos 1,080 trabajadores de base más otros 500 entre suplentes, eventuales y personal residente”.

Estableció que si bien el recurso para el Bono COVID nunca ha existido, tienen conocimiento que éste se tiene que gestionar de otros fondos que existen, sin embargo, no son tantos trabajadores para que se les pueda otorgar. “Sabemos que las gestiones no son tan sencillas, pero nuestra petición es que se cumpla con eso que sabemos que el gobernador está comprometido con el personal de salud”.

A pesar de lo anterior, Araiza Méndez confió en que habrán de llegar a buenos términos con las autoridades, por lo que advirtió que de no obtener una respuesta favorable, realizarán una nueva asamblea con los trabajadores para determinar las acciones a seguir, lo cual contempla una nueva manifestación de brazos caídos hasta un posible paro.