Vida nocturna le deja dividendos a estacionamientos. José Antonio Mier, presidente de la Asociación de Estacionamientos del Centro, mencionó que para aprovechar el flujo de personas, propietarios de estos establecimientos solicitan una extensión de licencia, con ello pueden cerrar hasta las 2:00 o 3:00 de la mañana, situación que les es redituable, ya que hay un alta demanda áreas para estacionar vehículos.
Expresó que sería benéfico que más propietarios de estacionamientos hicieran uso de la extensión de horario, porque los fines de semana los vehículos que son estacionados en zonas prohibidas representan un problema para quienes habitan en el centro, pues son continuas las quejas de personas a quienes les obstruyen sus cocheras.
José Antonio Mier reconoció que muchos propietarios no piden una extensión de horario por la ubicación de sus estacionamientos, pues para que la gente pague por dejar su vehículo en un lugar deben estar cerca del área donde se encuentran los centros nocturnos, ya que a la mayoría no le gusta caminar.
Precisó que a pesar del horario, no hay abusos en los cobros, pues se aplica la misma tarifa por hora que se establece en las mañanas y tardes, la cual previamente fue aprobada por las autoridades municipales; no se permite el cobro por día, ya que esta tarifa únicamente aplica durante la Feria Nacional de San Marcos.
Para concluir, presidente de la Asociación de Estacionamientos del Centro comentó que por las noches, los problemas con automóviles mal estacionados se dan en calles J. Correa, Juan de Montoro y 16 de septiembre, donde la gente, al ver que no hay vigilancia por parte de los agentes de tránsito, ya lo han tomado como estacionamiento todos los fines de semana, lo que provoca la molestia de los vecinos.