Personas que cuentan con algún crédito con el que compraron su casa a través del Instituto de Vivienda Social y Ordenamiento de la Propiedad, podrán aprovechar el descuento de hasta el 30% del capital que tengan a la fecha, mediante un programa especial que estará vigente hasta el último día de este año, dio a conocer el director de la dependencia estatal, Francisco Javier Rodríguez Anaya.

Destacó que es un programa al que se podrán adherir no sólo los que van al corriente en el pago de sus mensualidades, que de querer pagar el total de lo que le queda pendiente de su crédito, podrá tener el beneficio del 30% de descuento, con la advertencia de que tendrá que ser de contado, pero que de querer hacerlo, tiene de aquí a diciembre para hacer un ahorro y liquidar.

El beneficio se ha ampliado a quienes tienen algún atraso en la deuda contraída, hay quienes, dijo, tienen dos o tres meses de morosidad, otros más tienen años sin pagar, pero tendrán que acercarse para mostrar voluntad de pago. En estos casos el descuento se aplica a los intereses moratorios de hasta el 100%, así como en el capital.

Resaltó que para tener el beneficio, los interesados deberán acercarse directamente a las oficinas del IVSOP, ubicadas en la calle Colón, a un costado de Palacio Municipal, sin hacer uso de los servicios de intermediarios o supuestos gestores, pues se ha dado el caso de personas que se ofrecen a ayudarles a hacer el trámite, y resulta que el problema que pudiera existir se haga mayor.

Rodríguez Anaya comentó que han llegado personas que dicen haber hecho alguna gestión a través de un tercero y resulta que no se cumplió el objetivo de ver reducida la deuda, por ello la insistencia de que el trámite es personal y los descuentos en morosidad se hacen de manera particular, considerando el monto de la deuda, el tiempo que se ha dejado de pagar e inclusive las condiciones económicas del acreditado.

La intención con esto, es generar algún beneficio para los que en algún momento fueron beneficiados con un crédito del IVSOP y que tal vez les falte poco para terminar de pagar, que al tener un descuento del 30% puedan lograr liberarse y tener las escrituras que garanticen su patrimonio familiar.

Y en los casos que tengan morosidad, aprovechar los descuentos que pueden tener, pues tal vez logren volver a tener la deuda sólo del capital, y mediante un convenio especial que se pongan al corriente en sus pagos, que también sería en beneficio de sus finanzas familiares y garantía de que su casa pronto será propia.