No se ve por dónde ni cuándo Necaxa pueda salir de la mala racha en la que se sumergen más y más conforme avanzan las jornadas. Los Rayos ocupan el fondo de la clasificación con tan solo siete puntos en once jornadas disputadas, dando uno de los peores torneos desde que se volvió a la Primera División y sumando 9 jornadas seguidas sin victoria, que es la peor racha en ese lapso.
Ayer Necaxa visitó al León en el cierre de la jornada once del futbol mexicano. El “Profe” Cruz sigue sin poder repetir ni por error una alineación, moviendo a todos sus jugadores y cambiando el sistema partido a partido, ahora fue una línea de cinco la que comenzó el juego con Jair Pereira ayudando en la zona baja; en el mediocampo decidió dejar a Fernando Arce con Alex Zendejas como contenciones, además de la inclusión de Kevin Mercado como titular, fue Mercado el que tuvo la primera grande a minutos de haber empezado el juego con un mano a mano contra Cota, el ecuatoriano definió cruzado, pero el arquero esmeralda adivinó el remate evitando la anotación.
A partir de ahí, León tomó las riendas del partido asfixiando constantemente el área de Necaxa apoyados por su afición que volvió a las gradas después de mucho tiempo de ausencia. Al 16′ llegó el primer grito de gol con un buen pase de Jean Meneses que con fuerza cedió la pelota a Joel Campbell, el tico dio media vuelta definiendo con potencia cruzado, venciendo a Malagón y rompiendo la supuesta defensa reforzada de Necaxa con tres hombres. Solo diez minutos después cayó el segundo, un tiro libre indirecto terminó con un tiro potente que fue desviado y quedó en el aire para que Colombatto anotara de cabeza, llegando a la cita con la pelota antes que Malagón. La ventaja de 2-0 reflejaba ampliamente lo que pasaba en la cancha, Necaxa ni con un cambio tempranero de Ian González dejando la cancha por Martín Barragán pudo reaccionar.
El complemento fue pasando sin muchas emociones. Los Rayos demostraron una vez más una incapacidad espeluznante al momento de buscar causar daño, centros o disparos sin dirección fueron la tónica visitante. León nuevamente se decidió a meter un poco el acelerador, lo que fue suficiente para marcar el tercero, un centro desde la izquierda quedó a la deriva, la pelota botando encontró el pie de Ángel Mena que de volea casi rompe el arco con tremendo zapatazo, marcando el tercero de la fiera. A tres minutos del final Julio González metió un buen centro que encontró la cabeza de Maxi Salas que logró poner a Necaxa en la pizarra simplemente para maquillar otro partido que solo dio tristezas.
Mientras los esmeraldas se metieron ya a la pelea por el repechaje con 11 puntos, Necaxa sigue estancado con siete unidades en el sótano general, sin respuestas, sin corazón, sin ideas, sin resultados y puede ser que en los próximos días, sin técnico.