A un mes de que se registró el hackeo del sistema en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio (RPPC), los trámites e inscripciones que allí se realizan se han ido regularizando, aunque para lograr el trabajo ágil como antes del problema pasará más tiempo, pues prácticamente se ha empezado de cero para cotejar y digitalizar todos los procesos.
Griselda González Morales, directora de esta dependencia, dio a conocer a El Heraldo que el trabajo de digitalización de la información mercantil o notarial no se está empezando de cero, pues hubo datos que se conservaron pero a fin de garantizar que existe y está correcta, es que se tiene que hacer la revisión y cotejar todo, a la par que se lleva el registro de nuevos trámites o lo que quedó pendiente.
“Lo que debe quedar claro y se ha dicho desde hace un mes en que se tuvo el problema, es que la información está resguardada y garantizada, inclusive aquellas personas que quieran revisar sus libros, pueden acudir a solicitar hacerlo y en casos muy específicos se les acompaña para que se cercioren que sus propiedades permanecen a su nombre, que no hay motivos que hagan temer que ha habido cambio alguno o pérdida de información”.
Comentó que por parte de los notarios públicos se ha tenido mucho apoyo, pues llevan toda la información necesaria para agilizar los trámites, no obstante de los 6 mil 900 asuntos que ingresaban hasta el mes pasado, ahora apenas lo hacen con 528, pero “es porque en esto tuvimos que meter reversa y hacerlo como antes, pero llegará el momento en que se vuelva a hacer de manera digital y no mediante libros”.
“Antes del problema, teníamos otra forma de trabajar pero con esto se nos vino abajo, pero no por eso se acabó el ánimo y la forma de trabajar”, inclusive se ha pedido el apoyo al personal de la dependencia, sabiendo que se necesita de su trabajo para ponerse al corriente lo más pronto posible; “pero el que no quiere se va y el que quiere aquí está, hay quienes salen a las 3:30 y regresan un poco más tarde a apoyar”.
Para ellos que han mostrado ese compromiso es que el gobernador ha girado la instrucción de que habrá un pago compensatorio que les llegará en ésta o la siguiente quincena, y como el trabajo continuará para regularizar la situación, se implementará tal vez el apoyo con el pago de horas extra, pero sólo para aquellos que quieran colaborar con esta necesidad.
Esto con relación a la carta anónima que circuló ayer a través de redes sociales, en la que acusan de exigir el trabajo extra sin pago so pena de ser despedidos, así como otros asuntos que la involucran con el contrato de familiares en algunas áreas.