Choferes de camiones urbanos trabajan con apenas un 60% de unidades del transporte público, lo que les sigue generando pérdidas económicas en sus bolsillos, reconoció el secretario general de Transportistas, Roberto Mora Márquez, quien hizo votos porque pronto se regularice la situación para el gremio y volver cuanto antes a la “nueva normalidad”.
El dirigente del sindicato de choferes comentó que la reactivación en el transporte público urbano ha sido paulatina, por lo que a la fecha sólo circulan entre un 55 a un 60% del total de unidades y el resto sigue guardado, además de que sólo la mitad de los operadores labora por media semana.“Los estamos turnando en las unidades que están trabajando, media semana unos y media semana otros, así es como están”.
Por lo anterior, dijo que están a la espera de las indicaciones que dé la autoridad de la Coordinación de Movilidad del Estado de que se reactive al 100% el totalidad de unidades y poder volver a la normalidad total, lo más pronto que se pueda, ante las pérdidas que les está generando tanto a los choferes como a los concesionarios. “Aquí nadie se salva desgraciadamente, la mayoría de las unidades que están trabajando apenas sacan para el combustible. Entonces sí es una alerta que tenemos que controlar, para así todos llevarnos aunque no lo mismo, pero sí algo como salario”.
Destacó que afortunadamente hasta el momento no se han registrado contagios de COVID-19 entre los choferes, a pesar de ser los camiones urbanos un foco de alarma importante, gracias a que los usuarios en su mayoría, han seguido las medidas de sanidad establecidas por las autoridades de salud a fin de no expandir el virus en las unidades. “La alerta sigue en pie, no ha bajado, somos un área donde los contagios están a la orden del día, en el sentido de que manejamos personas y dinero en nuestras manos y ahí está el riesgo que es al 100%”.