Lejano el día en que se castigue el acoso callejero

Ayer, durante la sesión de la Comisión de Fortalecimiento Municipal que preside el diputado Alejandro Mendoza Villalobos, fue aprobada la iniciativa de reformas y adición a la Ley Municipal para el Estado y la concerniente a la de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, propuesta por el legislador Iván Sánchez Nájera.

Con antelación, la Comisión de Equidad de Género del Congreso, dio su aval, desde el primero de junio del año en curso y se desconoce cuándo será subido al pleno el respetivo dictamen, a pesar de que su aprobación es un reclamo social.

El planteamiento contempla como violencia el hostigamiento en contra de una persona en la vía pública, en el que haya o no contacto físico, el cual consiste en comentarios, gestos o expresiones de connotación sexual o discriminatoria en razón del género, acecho, actos de exhibicionismo y cualquier práctica que vulnere la integridad de las personas o genere inseguridad en su transitar por los espacios públicos.

La falta administrativa tendrá como sanción el arresto hasta por treinta y seis horas, además del pago al erario municipal del daño causado. En caso de que implique algún acto de acoso callejero, el infractor deberá acreditar su asistencia a los cursos de concientización en la materia, que deberán impartir las instancias municipales correspondientes.

Este tipo de iniciativas buscan la protección de la integridad física y emocional de la mujer.

POR EL CÓDIGO. Por otra parte, en sesión de la Comisión de Planeación, Desarrollo Urbano y Obra Pública, que preside la diputada Norma Zamora Rodríguez, los integrantes acordaron impulsar las estrategias que redunden en la conformación de un Código Urbano, el cual responda a las necesidades de la población y resuelva las problemáticas que representan el crecimiento urbano y sustentable en el mediano y largo plazo.

Se conformará un marco legal que atienda los requerimientos de todos los sectores involucrados en el tema, como desarrolladores de vivienda, ciudadanía, Ejecutivo Estatal y Ayuntamientos, siempre anteponiendo la adecuada expansión de la mancha urbana, la protección del medio ambiente y considerando la sustentabilidad para que se cuente con un estado con altos estándares en calidad de vida.