Ana Italia Marín Bosque, integrante del Colegio de Médicos Cirujanos Dentistas de Aguascalientes, informó que la lactancia materna favorece la salud bucal de los niños y reduce hasta en un 70% que la dentadura salga en mala posición aunado a las mordidas inadecuadas, además de proteger de caries hasta los 12 meses de edad y promueve el desarrollo músculo esquelético de la cara.
La especialista comentó que los dentistas aconsejan absolutamente la lactancia materna por varias razones. En primera, es que los anticuerpos de la leche materna disminuyen hasta las infecciones respiratorias, de oídos e inclusive hay evidencia de que pueden reducir el desarrollo de asma. Además, protege frente a la diabetes infantil, contra la obesidad y puede reducir hasta en un 50% las posibilidades de muerte súbita.
Asimismo, dijo que la leche materna es muy beneficiosa para la salud bucal de los niños porque con el amamantamiento el bebé aprende cómo tragar y cómo respirar adecuadamente y al succionar el pecho materno se favorece el crecimiento de los maxilares inferior y superior del niño, es decir de los huesos que sostienen a los dientes.
Apuntó que un crecimiento inadecuado de estos huesos puede afectar la respiración, el sueño, la memoria y la concentración, por lo que, para los odontólogos, estos maxilares son básicos para que haya una buena función masticatoria más adelante, además de que todos los músculos faciales se fortalecen durante los intervalos de succión del seno de la madre.

La posición de los labios cuando el niño succiona favorece mucho el desarrollo de toda la musculatura que se encuentra en el ámbito de la boca, para que luego pueda pronunciar adecuadamente algunos sonidos y fonemas. La dinámica neuromuscular está relacionada con el aparato masticatorio.

“Es importante que las mamás prefieran lactar a sus hijos con su propia leche en lugar del uso de fórmula por comodidad…” Ana Italia Marín, especialista

¡Participa con tu opinión!