Según algunos expertos, realmente nos encontramos a pocos días de llegar a los cincuenta días del verdadero impacto del Covid-19 en nuestro país; sin embargo, existen voces que apelan a plazos mayores o menores. Para efectos prácticos, asumiremos que en realidad nos encontramos a unos escasos días de llegar a los cincuenta días y dicho lo anterior, será momento de realizar algunos breves comentarios sobre las lecciones que como sociedad mexicana hemos aprendido o deberíamos aprender en este tiempo.
Primeramente, hemos sido testigos de que la adversidad ha traído lo mejor y lo peor de los gobernantes municipales y estatales; siendo así, que la primera lección estriba en el verdadero análisis que la ciudadanía se encuentra realizando sobre sus gobernantes. Como es bien sabido, existen algunos que han decido refugiarse y vivir bajo la opacidad de las “directrices” del gobierno federal, pero al mismo tiempo, existen otros gobernantes que han decidido ir mucho más allá e imponer sus propios criterios que van desde la clausura extrema hasta la libertad extrema.
De manera tal, que con el tiempo, este tipo de fenómenos debería de ser un mejor indicador sobre la reelección de un político o sobre la permanencia de los propios partidos en el poder. Todo lo anterior, se ve proyectado de igual manera en la apertura, transparencia y sinceridad que los gobiernos muestran sobre la realidad de la pandemia y las medidas de seguridad, así como los planes de rescate económico que adoptan.
De igual manera, han venido grandes lecciones sobre ahorro e inversión; lo anterior, ya que frente al clima de incertidumbre que se avecina, la gran mayoría de los mexicanos consideran replantear sus esquemas de gasto para comenzar a incentivar un poco el ahorro y permitir tener fondos de reservas para contingencias y/o emergencias. Aunado a ello, la importancia del ahorro y/o la incursión en la banca digital, resulta fundamental para afrontar cualquier escenario que busque evitar acudir presencialmente a las sucursales para la realización de operaciones.
La tercera gran lección, estriba en la compresión de la importancia de una buena alimentación y un estilo de vida saludable con atención médica preventiva y oportuna; lo anterior, ya que es bien conocido que durante este periodo las personas con problemas de sobrepeso son más propensas a contraer problemas médicos derivados de la baja en sus defensas.
Finalmente, la cuarta gran lección considero versa sobre la importancia en la comprensión de la seguridad y certeza jurídica. Lo anterior, frente a incumplimiento de contratos de arrendamiento, despidos o reducciones de sueldo, imposibilidades para el pago de créditos y un sinfín mas de supuestos; siendo así, que para todo mexicano, deberá ser indispensable contar con el apoyo de una legislación que prevea supuestos especiales y de igual manera, contratos o instrumentos diversos que contemplen respuestas claras y justas frente a este tipo de situaciones.
Quizá podríamos enlistar algunas otras lecciones, mientras tanto, estas serán suficientes para entretenernos algunos días y poner manos a la obra. De manera, que para cuando todo esto termine, seamos más críticos, mejores ciudadanos y mejores personas.

Correo: davidreynoso@sapiensiuventus.com
Twitter: @davidrrr