Los constructores locales mantienen la esperanza en que pronto el Gobierno del Estado volverá a lanzar a licitación la convocatoria para la construcción de Ciudad Justicia, pues la primera fue declarada desierta y de que se inicien esos trabajos dependerá en buena medida, la contratación de personal en este sector manifestó el presidente de la Cámara mexicana de la Industria de la Construcción, Ángel Palacios Salas.
Refirió que está cerca la conclusión del libramiento poniente, al cual le quedan unos tres o cuatro meses más de trabajo y por tanto de mantener a empleados de la obra con ocupación, pero el deseo es que haya otro proyecto de gran magnitud para que una vez que sea terminada aquella carretera concesionada, no se tenga una ola de desempleo.
La Asociación Público-Privada como es trabajada actualmente la obra del libramiento carretero ha permitido mantener la ocupación en un número considerable de empresas de la construcción local, pues si bien el capital de trabajo lo invierte la concesionaria, la contratación de personal y servicios se da en un 70 o 75% con locales, lo que ha permitido que haya actividad en la industria local.
Entonces, antes de que se declare concluido el libramiento, se quisiera que logre consolidarse la edificación de Ciudad Justicia en donde según el proyecto, podría tenerse una inversión superior a los 1 mil millones de pesos, “recientemente la convocatoria se declaró desierta, pero esperamos que pronto se vuelva a licitar y quede en manos de empresas de la construcción locales”.
Respecto a ese proyecto, Salas Palacios comentó un constructor grande filial de la CMIC, ha mostrado la intención de participar en la convocatoria que sea lanzada, “esperamos que sea pronto y qué mejor que sea en esta administración de Gobierno Estatal”, e inclusive se tiene el compromiso que de quedar en sus manos, el 100% de los trabajos serán contratados con empresas locales y afiliadas a la cámara que representa.
El presidente de la CMIC comentó que si bien hay otras obras pequeñas que se llevan a cabo tanto del sector público como del privado, no son tan impactantes para la economía, aunque ayudan, por ello esperan que los grandes proyectos de los gobiernos queden en manos de constructores locales, porque con esto se incentiva a esta actividad económica local.

¡Participa con tu opinión!