Un oficial de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes le salvó la vida a un individuo, de los conocidos como “tragafuegos”, luego de que accidentalmente se roció su cuerpo de gasolina y comenzó a quemarse.
Los hechos se registraron anoche sobre la avenida Siglo XXI y cruce con la avenida Belisario Domínguez.
El lesionado de nombre Guillermo, de 34 años de edad, se encontraba en ese sitio tratando de ganarse unas monedas. Para ello, realizaba un peligroso acto conocido como “tragafuego”, consistente en colocarse gasolina en la boca y posteriormente con una antorcha encendida comenzar a lanzar fuego.
Sin embargo, cuando realizaba dicho acto, de manera accidental se roció su cuerpo con el combustible y debido a que la llama de la antorcha estaba muy elevada, sorpresivamente comenzó a quemarse de la cabeza y el torso.
Afortunadamente, en ese momento se encontraba en ese sitio un elemento de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes, que esperaba la luz verde del semáforo para continuar su trayecto, cuando observó a Guillermo convertido en una tea humana, por lo que sin pensarlo, bajó de la radiopatrulla y con la chamarra del uniforme lo envolvió por completo y de esta forma logró apagar las llamas.
Guillermo resultó con quemaduras en el 20 por ciento de la superficie corporal y fue atendido por socorristas de la Benemérita Cruz Roja Mexicana, quienes posteriormente lo trasladaron a un nosocomio a recibir atención médica.