Juan Manuel Navarro
Agencia Reforma

LAS VEGAS, Nevada, EU. – Fue el concierto número 103 de su actual gira mundial, pero uno muy especial para Luis Miguel.
El astro mexicano celebró sus 54 años el viernes por la noche en la T-Mobile Arena de esta ciudad bastante apapachado por su actual pareja Paloma Cuevas, su hermano Alejandro Basteri y su hija Michelle Salas, pero se le notó conmovido cuando las más de 20 mil personas que abarrotaron el recinto le cantaron a una sola voz «Las Mañanitas».
El cantante fue ovacionado desde el momento que apareció en el escenario para arrancar el show a las 21:30 horas. Se le veía feliz, sabía que esa noche sería muy especial.
«Te queremos Luis Miguel, te queremos», «Muchas felicidades» se escuchaban que las fans le gritaban en las casi dos horas que duró el espectáculo en el que todas sus canciones fueron coreadas con pasión.
Temas como «La Incondicional», «La Chica del Bikini Azul», «Ahora te Puedes Marchar», «Suave», «Culpable o No», «Entrégate», «Será que no me Amas» y «Palabra de Honor», entre otros, fueron de los preferidos.
El Mariachi Vargas de Tecalitlán le puso el sabor mexicano que no podía faltar a la noche y más cuando se trataba de una celebración de cumpleaños.
Fue casi al terminar su actuación que el mariachi empezó a tocar los primeros acordes de «Las Mañanitas», mientras el público las cantaba. Luis Miguel, un tanto sorprendido, sonreía y agradecía con aplausos el detalle.
«Gracias, muchas gracias», decía «El Sol» conmovido por el detalle.