Pide la Asociación de Mujeres Jefas de Familias a la Iglesia, no entrometerse en situaciones que no le corresponden, en cuanto al tema del aborto, tras subrayar que México y Aguascalientes viven en un Estado Laico, por lo que se pronunció a favor de que se promueva una educación sexual entre los jóvenes, a fin de que puedan tomar decisiones de manera responsable.
Su presidenta, Gwendolyne Negrete Sánchez, comentó a El Heraldo que en pleno siglo XXI es sorprendente que la educación sexual siga siendo un tema tabú en México y que la Iglesia siga tomando una postura, entrometiéndose en situaciones que no le competen, ya que debe ser un Estado Laico y sin embargo, es una Iglesia que va y decide de una manera fuerte.
Indicó que aunque respeta mucho al Frente Nacional por la Familia y sus posturas, existe mucha pobreza alrededor y sobre todo una gran cantidad de niños en situación de abandono en orfanatos y en las calles, por lo que la gente Pro Familia tiene recursos para hacer cosas, “y por qué no empezar con los niños que están vivos. Permitamos que las mujeres decidan de manera libre, consciente e informada y dejemos de estar castigándolas siempre a ellas, dejemos de condenarlas, pongámonos a ver qué podemos a hacer por los niños en situación de abandono y que se respete el Estado Laico”.
Estableció que la postura de la Asociación Mujeres Jefas de Familias es de que no es posible abortar a un niño, pero tampoco es posible condenar a la mujer por algo que tuvo que haber hecho, por lo que se pronunció a favor de fomentar una buena educación sexual y reproductiva. De ahí que su agrupación inició una serie de jornadas para que las madres tengan el conocimiento suficiente para poder hablar con sus hijos sobre este tema e incluso con los adolescentes para que aprendan a decidir correctamente.
“Las jefas de familias deben de dejar de lado los tabús, la pena y demás y sentarse a hablar con sus hijos sobre estos temas. Es importantísima una educación con amor y respeto. Además, visualizamos el reeducar a las mamás donde los hijos e hijas colaboren en las cuestiones del hogar para evitar que se sigan reproduciendo los micromachismos y estas situaciones de las que tanto nos quejamos y que muchas veces se construyen desde casa”, finalizó.

¡Participa con tu opinión!