Luego de reportarse en las instalaciones de Casa Club Necaxa y realizar los exámenes médicos pertinentes, todo el plantel del primer equipo de los Rayos viajó desde hace un par de días al norte del país para llegar a Mazatlán, en donde se ha realizado la segunda etapa de la pretemporada.
Aprovechando la playa y las condiciones del clima que esto conlleva, todo el cuerpo técnico se ha enfocado en la preparación física de los jugadores, con trabajos intensos de resistencia, fuerza y velocidad con la intención de poner a punto a cada uno de los futbolistas, destacando que se ha trabajado incluso a doble sesión en los últimos días.
Esto apenas es el inicio de lo que será una larga pretemporada, pues a Necaxa le quedan varios días en Mazatlán antes de hacer las maletas de regreso a casa. Por ahora, todo el trabajo se enfocará en esta parte física, ya que el primer partido amistoso del equipo será hasta dentro de diez días cuando se midan al Irapuato.
En temas de movimientos, por ahora la directiva se mantiene sin realizar ninguna alta y tampoco se ha confirmado ninguna salida. Esto podría cambiar en cualquier momento, a sabiendas que se necesitan algunos cambios en el plantel para poder competir de mejor forma en el próximo torneo. Lo único que ha trascendido en las últimas horas es que la posible salida de Heriberto Jurado se ha ido enfriando por el costo que Necaxa le habría dado a su joya, alejando a equipos como Cruz Azul de la puja.