Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Lolita Cortés tuvo que someterse a dos cirugías de emergencia en las cervicales y las lumbares que la aquejaban desde hace tiempo.
“Era una cirugía que estaba dejando, pero es necesario, estoy bien, estoy tranquila y todo estará bien”, dijo durante una transmisión el lunes a través de sus redes sociales.
A la actriz y cantante le ha llovido sobre mojado, pues aparte de ver su salud comprometida, tuvo que cerrar su proyecto “Teatro en Corto”, el cual se encontraba en la colonia Nápoles, esto debido a la crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19 que azota al mundo.
Incluso hace unos días se dio a conocer que Lola no tiene mucha plata y ha tenido que hacer serenatas virtuales pidiendo con una cooperación entre 30 a 150 pesos a sus fans.