Salvador Rodríguez López

Una regla no escrita es no sobrepasarse en las funciones que tienen encomendadas, por lo que si ha llegado el tiempo de cerrar el changarro se debe dejar sin movimiento alguno, para que quien llegue haga los movimientos que considere necesarios.

Lo anterior viene en alusión a lo que hizo la administración municipal que concluyó ayer su encomienda, que a lo largo de cinco años juró por el osito tahonero que no había dado permisos para los comercios semifijos y ambulantes, esto en respuesta a las reiteradas protestas de los comerciantes establecidos, debido a la cada vez más visible presencia de los vendedores que lo mismo operan en la zona Centro que en colonias periféricas, casi siempre a las puertas de los negocios permanentes.

Israel Días García, que fue director de Mercados, Áreas Comerciales y Estacionamientos, a principios de esta semana informó que durante este año se autorizaron 200 nuevos permisos para comerciantes semifijos y ambulantes, asegurando que todos trabajan fuera del centro histórico, haciéndolo principalmente en la zona oriente de la ciudad.

Con lo anterior se reduce el margen de maniobra para las nuevas autoridades municipales, porque según se estila en el medio político, se adquieren compromisos de campaña que deben cumplirse en el uso del poder, pero resulta que se le adelantaron y ahora tendrá que hacer una serie de ejercicios que le permita atender esa situación.

Aunque no precisó si hasta el último día se extendieron nuevos permisos, Díaz García dijo que la oficina a su cargo continuó autorizando permisos nuevos “siempre y cuando cumplieran con el Código Municipal, que no se ubiquen frente a una institución pública ni religiosa, tampoco en avenidas principales ni en cruceros, ni en la zona citadina y donde se afecte a terceras personas”.

Aseguró que cada uno de los permisos fue sometido a un comité de autorización, integrado por la Dirección de Mercados, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Tránsito Municipal, que analizó las solicitudes y consideró viable extenderlos a favor de 200 personas que se dedican a la venta de alimentos, artículos para aparatos celulares y de vehículos, a quienes se les impuso una serie de reglas que deben cumplir, y en caso de no hacerlo serían retirados, lo que casi nunca sucede, pero de algo puede servir la advertencia.

Lo que es un hecho es que las censuras del comercio organizado en contra de esta práctica caen en el vacío, ya que nadie escucha sus reclamos, principalmente de los permisos temporales que se otorgan para ciertas fechas y temporadas, en que el número de detallistas “inunda” la zona centro, principalmente las calles Juárez, Allende, 5 de Mayo, Morelos, Plaza de Armas y área peatonal de José María Chávez, esto sin contar con los programas que llevan a cabo diversas dependencias durante la época navideña.

Los establecidos sostienen que ellos aportan toda clase de contribuciones, tanto federales como estatales y municipales, además deben pagar el salario del personal y las prestaciones que fija la ley, energía eléctrica, teléfono, agua y otras necesidades básicas, mientras que los semifijos y ambulantes lo único que pagan es una cuota fija.

Ya se verá cuál va a ser la respuesta del recién estrenado Ayuntamiento capitalino, que llega con la novedad que tiene 200 nuevos ambulantes en las calles y por otra parte debe responder a las demandas del comercio organizado.

EN LUGAR DE TORTA

Con el nuevo Gobierno Municipal se rompe la teoría de que todo recién nacido “trae torta bajo el brazo”, algo que se comenta cuando llega un bebé, que es motivo de regocijo, esperanza, ilusión y de unión familiar, pero en el caso de Aguascalientes ni siquiera había rendido juramento y ya tenía trabajo que desempeñar, al señalar el Colegio de Ingenieros Civiles de Aguascalientes que debe haber eficiencia en los procesos que tienen relación con la autorización de licencias y otros asuntos afines a la construcción.

El presidente de esta agrupación, Filemón Medina Silva, señaló que en la reunión que sostuvieron el recién instalado alcalde Leonardo Montañez Castro y el Consejo Consultivo de la Construcción, presentaron la situación que prevalece en ese sector, comprometiéndose a trabajar muy de cerca con la nueva autoridad.

La representación de los ingenieros civiles manifestó que en las oficinas ven un estancamiento, pero que no se trata de buscar culpables sino de subsanar lo que sea necesario y al mismo tiempo apoyar las actividades públicas, con lo que se puedan eliminar las dificultades que hay, principalmente en lo que tiene relación con la entrega de licencias.

El dirigente gremial consideró que son excesivos los tiempos que consume la tramitología de licencias, por lo que es fundamental que se tenga el personal suficiente y ampliamente capacitado para hacerlo ágil. Medina Silva reiteró que el propósito que les anima es “buscar soluciones para dar un mejor servicio a la sociedad, que es de lo que se trata para hacer más rápidos los trámites”.

Otro asunto igual de importante que ocupó la sesión fue el del agua, al plantearle a Leonardo Montañez que la prestación del servicio sea más eficaz, que si viene una nueva empresa verdaderamente cumpla la función y no sólo lo haga por hacer dinero: “El alcalde electo Leonardo Montañez dijo que iba a analizarlas y nosotros vamos a estar pendientes y a darle seguimiento. Esperamos tener reuniones con él periódicamente para hacer una evaluación de todas las propuestas e irlas resolviendo, de eso se trata”.

Aunque estas y otras demandas son comunes al inicio de toda administración, no deja de sorprender que pasen los años y al final de cada gestión se sabe que los funcionarios no cumplieron y estuvieron muy lejos de la eficiencia que propalaron durante el tiempo que estuvieron en la dormilona.

Sirva como lección a los recién designados para que pongan el máximo esfuerzo en cumplir con la encomienda, que si bien nunca van a lograr la perfección, por lo menos que al final no se les restriegue su inoperancia y siempre tengan presente que son parte de un engranaje y de lo que hagan o dejen de hacer dependerá el legado que dejen a quien los ha elegido.

GIRO EN PUERTA

La magistrada presidenta del Poder Judicial del Estado, Gabriela Espinoza Castorena, ha ido paso a paso en la instalación del nuevo sistema de justicia laboral, que como se sabe entrará en funciones en la primera semana de noviembre, por lo que ya se tiene a los dos jueces y cuatro secretarios instructores, que ya fueron examinados por el Consejo de la Judicatura local. Los jueces aprobados y que ya rindieron protesta son Hipólito Ramos Ruvalcaba y María Hilda Salazar Magallanes y en el mismo tenor están los secretarios instructores y secretarios instructores interinos Alfonso Gutiérrez Hoyos, Juan Manuel Rodríguez Picazo, Edgar Mauricio Palacios Ponce y María Cristina López Velázquez. Cada uno de ellos vivirá una experiencia inédita, al haber un cambio en la forma en que atenderán los asuntos entre patrones y trabajadores y que deberá de ser ágil para que en un tiempo breve se tenga la sentencia, con lo que se terminan los procesos que llegaban a durar varios años, en perjuicio de una de las partes. La magistrada Espinoza Castorena, en el mensaje que dirigió, exhortó a los nuevos funcionarios a que tengan como guía en sus actividades los principios de imparcialidad, rectitud, honradez, estudio y compromiso. En lo que se refiere a los juicios que actualmente tienen lugar en la Junta de Conciliación y Arbitraje (JCyA) seguirán adelante hasta su conclusión, por lo que los nuevos juzgados comenzarán de cero.

UTILIZAR LA OCASIÓN

La Madre Naturaleza, con la sabiduría que le es característica, le dio una “coscorrón” a las administraciones municipales 2013-2015, 2016-2018 y 2019-2021, que de manera inicua abandonaron la Línea Verde, un proyecto que hizo realidad el trienio 2011-2013 y el cual en su momento mereció el reconocimiento nacional por lo que significaba para un amplio sector de la ciudad. Luego del abandono total en que se mantuvo todo este tiempo, las recientes lluvias le devolvieron el verdor que le da un enfoque distinto a la vida de los habitantes. Ojalá que el nuevo gobierno sí tenga la atingencia para que se cuide este espacio.

¡Participa con tu opinión!