CDMX.- Irina Baeva se acaba de comprometer con Gabriel Soto y, aún así y luego de casi 3 años de noviazgo, sigue pagando los platos rotos.
En entrevista con Yordi Rosado, la actriz calificó su romance como un “error” que aún le sigue dando dolores de cabeza.
“A lo mejor fue precipitado. A lo mejor fue un error que pagué muy caro, que lo sigo haciendo al día de hoy. Lo hice por amor, me enamoré de un hombre que estaba separado, que sí tenía una historia, un bagaje, que no estaba en mi cartulina a los 20 años, pero así pasó”, contó con la voz entrecortada.
La rubia comentó que al final, Soto se divorció de Geraldine Bazán y que ahora ellos están felices, con una relación solida, basada en la confianza y trasparencia desde el primer día en que él se le acercó.
“En una relación de compromiso el uno con el otro y tan es así que nos vamos a casar y vamos a formar una familia”.
Baeva recordó que conoció a Soto cuando ambos protagonizaron la telenovela “Vino el amor” donde sólo fueron amigos, pero empezaron a trabajar en una obra de teatro y la relación fue más cercana, se transformó.
“En algún momento empezó a darse esa empatía y luego Gabriel es el que da el primer paso. Me dice: ‘Mira, hay un interés de por medio, me gustas pero quiero que sepas’. Con toda la honestidad y transparencia me lo dijo desde el día uno: ‘Yo me estoy separando’. Creo que es muy válido”.
Lo único que ella le pidió es que no iba a estar con una persona a medias, con cosas inconclusas y que las decisiones que tomara en su vida fueran por él, no por ella. (Gisela García/Agencia Reforma)