Contra la barra metálica de contención terminó por estrellarse un vehículo, luego de que su conductor comenzó a dormirse detrás del volante. Afortunadamente, tanto él como su acompañante sólo resultaron con algunos golpes leves en diferentes partes del cuerpo y ninguno de los dos requirió de ser trasladado a algún nosocomio.
Fue a las 00:35 horas de ayer, cuando se reportó a los servicios de emergencia que sobre la carretera federal número 70 Poniente, a la altura del municipio de Calvillo, se había registrado un percance vial y que al parecer había personas lesionadas.
De inmediato se trasladaron al sitio señalado en el reporte los elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y paramédicos, quienes al hacer su arribo, encontraron un vehículo sedán marca Nissan, en color gris, el cual presentaba fuertes daños en toda su parte frontal, luego de haberse estrellado contra la barra metálica de contención.
En el mismo lugar de los hechos, los paramédicos procedieron a brindar los primeros auxilios al conductor de nombre José Carlos, de 21 años de edad, así como a su acompañante de nombre Marco Oziel, de 19 años de edad. Ambos jóvenes presentaban algunos golpes en diferentes partes del cuerpo, aunque por fortuna no requirieron de ser trasladados a algún nosocomio.
De acuerdo a la versión que proporcionó José Carlos, al momento de los hechos él circulaba en condiciones normales, pero debido a lo cansado que ya se encontraba, comenzó a ganarle el sueño hasta que en determinado momento se quedó dormido al volante, lo que provocó que se fuera a estrellar contra la barra metálica de contención, con los resultados ya antes descritos.