Agentes de la Policía Cibernética frustraron una extorsión telefónica de la que estaba siendo víctima una mujer, a quien le estaban solicitando un depósito de 450 mil pesos para liberar a dos integrantes de su familia que supuestamente habían sido secuestrados en el estado de Oaxaca.
Inicialmente, policías estatales se trasladaron hasta la calle Josefa Ortiz de Domínguez, en el poblado de Villa Juárez, municipio de Asientos, debido a que se había reportado un supuesto secuestro.
En ese lugar se entrevistaron con una mujer de nombre Paulina, de 33 años, quien comentó que estaba recibiendo llamadas telefónicas de un individuo que afirmaba pertenecer a un grupo delictivo. Este individuo le informó que tenían secuestrado a su hermano, José Luis, de 25 años, así como a la pareja sentimental de éste, Denisse Alejandra, y para liberarlos con vida le estaban pidiendo 450 mil pesos en efectivo, una cantidad de dinero con la que no contaba.
Con el apoyo de la Policía Cibernética, se logró establecer que las llamadas telefónicas provenientes del número 951 613 4251 estaban siendo realizadas desde un penal ubicado en el estado de Oaxaca, por lo que se determinó que se trataba de una extorsión telefónica.
Posteriormente, se estableció que los familiares de Paulina habían sido localizados en un restaurante ubicado en Puerto Escondido, Oaxaca, descartándose así que hubieran sido víctimas de un secuestro.