Diez años de prisión fue la sentencia que un juez de Control y Juicio Oral Penal del Segundo Partido Judicial con sede en el municipio de Calvillo, dictó en contra de un individuo que atacó sexualmente a su ex pareja sentimental, tras golpearla en diferentes partes del cuerpo y amenazarla con una pistola.
Se trata de quien responde al nombre de Edgar Manuel, quien actualmente se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
En base a los elementos de prueba que fueron integrados en la carpeta de investigación que fue iniciada por la agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Sexuales, Justicia Familiar y de Género de la FGE, fue que el Juez de Control y Oralidad sentenció a Edgar Manuel a 10 años de prisión, tras ser encontrado penalmente responsable de los delitos de violación equiparada y lesiones dolosas calificadas cometido en agravio de su ex pareja sentimental.
Además de ello, lo condenó al pago de una multa de 237 días, equivalentes a 17 mil 825.64 pesos, así como al pago de la reparación del daño material y moral a favor de la víctima.
De acuerdo a las investigaciones que en su oportunidad realizaron los agentes del Grupo Especial Avante de la PDI, los hechos se registraron el día 31 de octubre del año 2017, cuando Edgar Manuel conducía un automóvil VW Beetle convertible, color azul y con placas de circulación de los Estados Unidos.
En determinado momento, al pasar a la altura del puente que se ubica en la colonia Adolfo López Mateos, en el municipio de Calvillo, se encontró con la víctima que era su ex pareja sentimental.
Luego de interceptarla, la amagó con una pistola y la obligó a subir al coche. Enseguida, se dirigió por un camino de terracería y antes de llegar al poblado de El Chiquihuitero, en una zona despoblada, detuvo la marcha del automóvil.
Ya en ese lugar y sin que nadie pudiera intervenir, la despojó de sus ropas y enseguida consumó el ataque sexual. Debido a que la víctima opuso resistencia y trató de escapar, Edgar Manuel la golpeó en varias partes del cuerpo.
Posteriormente, el sospechoso se dio a la fuga, dejando abandonada a la mujer en ese lugar, por lo que comenzó a caminar sin rumbo fijo hasta que se encontró con unas personas a quienes les pidió ayuda.
Una vez que denunció los hechos narrados líneas arriba y se inició la carpeta de investigación correspondiente, Edgar Manuel fue detenido por agentes del Grupo Exterior “Calvillo” en cumplimiento a una orden de aprehensión que le fue girada en su contra.