Una sentencia de 13 años de prisión fue la que un Juez de Control dictó en contra de un hombre, que en el año 2019 asesinó a un malviviente apodado “El Pucheritos”, luego de que éste le había robado su herramienta de trabajo.
Quien se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”, donde fue notificado de la sentencia condenatoria en su contra, es quien se identificó como Fabián de Jesús, actualmente de 33 años.
Un juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial, lo encontró culpable del delito de homicidio doloso calificado con ventaja, por lo que fue sentenciado a 13 años de prisión, además del pago de 513 mil 400 pesos por indemnización; otros 513 mil 400 pesos por reparación del daño moral y 10 mil 047 pesos, por gastos funerarios.
De acuerdo a las pruebas aportadas por el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado y las investigaciones realizadas por agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el domingo 14 de julio del 2019, Fabián de Jesús se dio cuenta que le habían robado su herramienta de trabajo, la cual había dejado en el interior de una camioneta tipo Van, que tenía estacionada frente a su domicilio en la colonia Insurgentes.
Con ayuda de su papa y un vecino, decidió salir a buscar a los responsables del robo y minutos más tarde, encontró su herramienta en la parte trasera de una camioneta Chevrolet Tahoe, color blanco, que estaba estacionada en la calle Cesáreo Castro, en la misma colonia Insurgentes.
A bordo de la camioneta estaban dormidos un contumaz delincuente identificado como Luis Rodolfo, alias “El Pucheritos”, de 22 años y otra persona del sexo masculino. Al presumir que ello fueron los autores del hurto, decidió reclamarles.
En ese momento Luis Roberto trató de escapar, por lo que Fabián fue a perseguirlo y logro alcanzarlo en la calle Mariano Azuela y esquina con la avenida Convención Huertas, donde lo atacó con un cuchillo y lo hirió en el tórax, además de la parte posterior del muslo de la pierna derecha.
Luis Roberto quedó tirado en ese lugar, donde más tarde arribaron policías preventivos y una ambulancia de Cruz Roja, a bordo de la cual fue trasladado a recibir atención médica al HGZ No. 1 del IMSS, donde dos días más tarde murió.