José de Jesús López de Lara

A más de 21 años de prisión fue sentenciado un repartidor de refrescos, que en el año 2014 asesinó a puñaladas a una mujer con quien sostenía una relación extra marital, en “venganza” porque había supuestamente destruido su matrimonio.
Tras llegar a su final el proceso que se le siguió, finalmente el titular del Juzgado Segundo Penal dictó sentencia condenatoria en contra de David M. G., actualmente de 34 años, de 21 años y 3 meses de prisión, tras ser encontrado responsable del delito de homicidio doloso calificado con premeditación, ventaja y brutal ferocidad.
El crimen se registró el día 13 de marzo del año 2014, en el interior de un domicilio ubicado en la calle Polín Aguilar, en el fraccionamiento Cartagena.
De acuerdo a las investigaciones que en su oportunidad realizaron agentes del Grupo Homicidios de la PME, la víctima, una mujer identificada como Elizabeth, de 42 años, conoció a David, quien en ese entonces contaba con 28 años, mientras ella trabajaba como cajera en una tienda Bodega Aurrerá que se ubica en el poblado de El Puertecito de la Virgen.
La relación duró cinco meses, hasta que Elizabeth se enteró que David no era divorciado como le había hecho creer, sino que era casado y por esas fechas había nacido su hijo que tuvo con su esposa.
Al sentirse engañada, Elizabeth se molestó y comenzó a mandarle mensajes al celular de David, mismos que fueron descubiertos por su esposa, por lo que el 13 de marzo del 2014, a las 05:30 de la mañana, el ahora sentenciado fue a reclamarle a la mujer a su domicilio.
Sin embargo, tras sostener una acalorada discusión, David la golpeó y derribó al suelo, para después atacarla con un cuchillo tipo “filero”, provocándole 29 heridas cortantes en diferentes partes del cuerpo, principalmente en el cuello.
El día 14 de marzo del 2014, el sospechoso fue capturado por policías ministeriales del Grupo Homicidios a la altura de la calle Zaragoza, en la Zona Centro, cuando se dirigía a su domicilio luego de haber salido de un billar ubicado en la calle 5 de Mayo.
Cabe destacar que además de los 21 años y 3 meses que tendrá que pasar en prisión, también fue sentenciado al pago de la reparación del daño material y moral por la cantidad de un millón 350 mil pesos.