Axel Espinosa Teubel, presidente de la Cámara Nacional de Vivienda (Canadevi), informó que a nivel local, las experiencias de los empresarios que han incursionado en este rubro han sido positivas, pues si bien enfrentan el reto de trabajar en casas que están esparcidas geográficamente, han encontrado la fórmula para sortear estas dificultades y darle vida a fincas que estaban en el abandono.
Informó que ha habido una serie de paquetes de casas abandonadas que el Infonavit ha embargado y puesto a subasta, lo que ha representado una oportunidad para algunos desarrolladores de la entidad, los cuales se han especializado en la materia y seleccionan los puntos de la ciudad donde resulta redituable rehabilitar las viviendas y sacarlas posteriormente al mercado de manera libre.
Espinosa Teubel afirmó que las subastas se hacen de manera pública, y no hay preferencias para beneficiar a algún empresario en particular, pues el trámite se maneja directamente en la Ciudad de México, no es un tema en el que intervengan las delegaciones federales.
Afirmó que para recuperar la vivienda abandonada “son muchas las situaciones de los créditos que se van a final del día a cartera vencida, que sus propietarios han abandonado todo el proceso y todas la oportunidades que tienen de reinstalación”.
Para concluir, el presidente estatal de la Canadevi indicó que el instrumento para embargar una vivienda abandonada no se ejecuta hasta que el Infonavit agota todas esas instancias, un proceso que lleva varios años: “llega un punto donde si la casa al final del día, se tiene que reinstalar para recuperar y no dejar vivienda abandonada, se hace”.