Un empleado de una empresa que se negaba a regresar el vehículo que se le había facilitado para realizar su trabajo y que además ya no se había presentado a laborar, fue detenido por policías estatales tras espectacular operativo llevado a cabo en el fraccionamiento Parras.
Tras recuperarse la unidad automotriz, el apoderado legal de la empresa afectada se negó a presentar una denuncia penal en contra del ahora ex empleado, por lo que únicamente fue trasladado a la Dirección de Justicia Municipal, en el Complejo de la SSPM, donde quedó a disposición del Juez Calificador.
Todo se inició a raíz de un reporte al 911, donde se informaba que uno de los trabajadores de una empresa que tenía a su cargo un coche Chevrolet Aveo, color blanco y placas de circulación de Aguascalientes, se negaba a entregarlo. Y lo que era peor, ya no se había presentado a laborar.
El lunes por la mañana, policías estatales del Grupo Motorizado “Dragones” detectaron el coche que era tripulado por el sospechoso acusado de abuso de confianza, por lo que trataron de detenerlo. Sin embargo, este individuo identificado como Víctor Ricardo, de 21 años, se dio a la fuga.
Tras una persecución que incluyó el helicóptero “Águila Uno” de la Policía Estatal y que en esos momentos se encontraba realizando sobrevuelo de vigilancia en instituciones bancarias, el coche Chevrolet Aveo fue interceptado sobre avenida Aguascalientes Norte, a la altura del fraccionamiento Parras. Al conocerse que su vehículo había sido recuperado, los directivos de la empresa afectada se negaron a interponer formal denuncia.