Staff / Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO .-El actor Jaime Camil le dedicó un mensaje en redes como homenaje a su padre, Jaime Camil Garza, quien falleció el pasado domingo aparentemente a causa de septicemia catastrófica.

«Mi papá era un titán, la vida siempre le quedó chiquita. Todas sus experiencias las vivía al absoluto máximo y a mil revoluciones por minuto. Un cinco por ciento de sus vivencias podrían equivaler a docenas de ciclos de vida», escribió el artista en un texto que compartió en Instagram.

 «Dejaba una huella indeleble a quien lo conocía; nadie se olvidaba de él e inmediatamente lograba que esa persona le amara inexplicablemente. Le permitía a quien fuera (bueno, siempre y cuando le cayeras bien) entrar en su corazón y permitirte sentirte con la confianza de llamarle ‘tío’; vamos: te ordenaba que le llamaras ‘tío'».

El protagonista de La Fea Más Bella añadió que su padre siempre fue un ser caritativo, que buscó apoyar tanto a sus allegados como a desconocidos, y que si de algo le proveyó tanto a él como a sus hermanos, además de cosas materiales, fue su cariño y sus atenciones.

«Sabía ser amigo de verdad y siempre le buscaba el lado simpático a la vida y a las situaciones. ¡Era un bromista empedernido! Bromas buenas y pesadas; o entendías su humor o no, no habían medias tintas», agregó.

«¡Qué manera de vivir la vida, qué envidia de la manera en que vivió su vida! Un cabrón hecho y derecho, con una personalidad de titanio e imparable y una galanura incomparable. Qué guapo, carajo. Ojalá tuviera yo un pequeño porcentaje de su ‘debonair’ y su ‘joie de vivre'».

En su texto, la estrella agradeció tanto los mensajes de aliento de sus seres queridos y de sus fans como los buenos recuerdos que las personas le han compartido de momentos que vivieron con su progenitor.

«Papito hermoso: gracias. Vuela, ve a abrazar a los amigos que se te adelantaron y miéntale la madre al ‘encargado’ por este 2020, porque sé que sin duda así te vas a llevar con él y lo vas a traer en chinga», se lee en el texto.

«Te lloro, te río, te reclamo, te extraño, te huelo y te abrazo en cada respiro. Sé que el tiempo me ayudará a procesar y entender que quizás ya no haya respuesta cuando diga: ‘Pá, ya no me rascarás la espalda cuando me acueste arriba de ti’ (sí, desde luego lo seguía haciendo), pero sé que en cada sentimiento ahí estarás y me escucharás siempre y seguramente te reirás mucho de mí».

Al mensaje del famoso se le unió la despedida que su esposa, la actriz Heidi Balvanera, le hizo a su suegro en redes, donde publicó un breve mensaje y una fotografía del empresario.

«Mi adorado suegro, gracias por tantos años de cariño, de consejos y de risas. Siempre te voy a llevar en mi corazón, recordándote con tu magnífico carisma y la sonrisa en la boca. Te quiero, suegrito adorado, mi matchmaker. Que sigas brillando», escribió.