Le da vuelta a la página

CDMX.- Sofía Castro reconoció en entrevista que atravesó una época complicada con la relación de su madre Angélica Rivera y el ex Presidente de México, Enrique Peña Nieto, que culminó en 2018 con el mismo sexenio y el posterior divorcio.
La actriz de 23 años mantiene una relación sana con el ex mandatario, según dijo, pero los estragos ya quedaron atrás y ahora está enfocada en impulsar su carrera.
“La verdad es que mi relación con él (Peña Nieto) siempre va a ser de mucho agradecimiento y de mucho respeto por el tiempo que fuimos una familia.
“Sí fue un proceso difícil por todas las críticas hacia mi familia y hacia mi persona, y me costó mucho trabajo el poder salir de eso, hacerme de un nombre y el poder tener esa fuerza de seguir adelante y no tirar la toalla”, compartió Castro.
Junto a sus hermanas Regina y Fernanda, hijas de Rivera y el productor José Alberto ‘El Güero’ Castro, y los hijos de Peña Nieto con Mónica Pretelini, Paulina, Alejandro y Nicole, todos convivieron durante seis años en la residencia oficial de Los Pinos, en un matrimonio con altas y bajas, en el que hubo rumores, nunca comprobados, de violencia y malos tratos.
“Pero al final no fue nada más por esa parte. Mi papá también es un productor muy famoso y mi mamá, siendo actriz, de pronto dentro de eso es complicado el hacerte de un nombre.
“Pero eso me ha hecho trabajar y esforzarme el doble, y yo creo que tal vez por todo lo que me ha costado es por lo que valoro, amo y respeto más mi carrera”, destacó.
Bajo esta lucha la mexicana ha ido forjando su trayectoria en producciones como Teresa (2010), El Hotel de los Secretos (2016) y Luis Miguel: La Serie (2018). (Fernanda Palacios/Agencia Reforma)