El gobierno de la ciudad ha intensificado sus esfuerzos en la prevención de incendios forestales en el Área Natural Protegida La Pona. La iniciativa se centra en la construcción estratégica de brechas cortafuegos con el objetivo de mitigar el riesgo y proteger este invaluable ecosistema.

El personal especializado de la Semadesu, junto con guardabosques y Protección Civil municipal, lleva a cabo tareas de desmalezado y la formación de brechas cortafuegos. Estas medidas preventivas tienen como objetivo evitar la propagación rápida del fuego en caso de que se registre algún incidente de incendio forestal en la zona.

La Pona, además de ser un Área Natural Protegida, se ha convertido en un espacio de recreación al aire libre muy apreciado por los habitantes. Durante la actual temporada de calor, esta área cuenta con vigilancia permanente para garantizar la seguridad de los visitantes y preservar su integridad natural.

Es imperativo subrayar la importancia de La Pona como uno de los principales pulmones del municipio de Aguascalientes. Este ecosistema no sólo contribuye significativamente a la biodiversidad local, sino que también desempeña un papel crucial en la regulación del clima y la calidad del aire en la región.

La colaboración interinstitucional entre la Semadesu y la Coordinación Municipal de Protección Civil refleja un compromiso con la conservación ambiental y la protección de los recursos naturales. Estas acciones preventivas no sólo buscan prevenir desastres ecológicos, sino también promover una cultura de cuidado y respeto hacia nuestro entorno natural.

En este contexto, el llamado a la comunidad es a sumarse a estos esfuerzos preventivos, adoptando prácticas responsables y conscientes al visitar áreas naturales protegidas como La Pona. La colaboración y la participación ciudadana son fundamentales para garantizar la sostenibilidad y el bienestar del patrimonio natural.