Diez luchadores llegaron ayer al Auditorio Benito Juárez, pero no se subieron al cuadrilátero, esta vez hicieron mancuerna con adultos mayores para aplicar “la quebradora” al Covid-19. Ataviados auxiliaron a las personas que requerían asistencia.