Veronica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Luisa Alcalde, Secretaria del Trabajo, reconoce que es posible que existan más quejas laborales en el marco del T-MEC, además de las cuatro que ya se presentaron en contra de las empresas Tridonex, General Motors, Panasonic y Teksid Hierro.
En entrevista, aseguró que las quejas son resultado de irregularidades que han cometido las compañías.
«Puede ser que existan más quejas y este mecanismo se utilice de manera más frecuente, pero no es un asunto del cual debamos tener ningún temor.
«Cuando ha habido quejas es porque hay irregularidades por parte de las empresas. Porque tienen dos contratos colectivos firmados sobre el mismo personal o en el recuento hubo violencia, o en el caso de Panasonic se perdió la legitimación de contrato y se firmó un nuevo contrato colectivo con un sindicato impuesto. Tampoco es que las quejas lleguen de la nada», consideró.
Alcalde rechazó que la política laboral del País se dicte desde Estados Unidos y opinó que las quejas a través del mecanismo de respuesta rápida no funciona como una forma de intromisión, sino como una forma de vigilar los derechos laborales.
«Es absolutamente falso (que EU dicte la política laboral), en su momento estuvimos de acuerdo y aceptamos que el tratado comercial no trate exclusivamente de lo comercial, también tiene que haber un apartado laboral.
«El apartado laboral del T-MEC es recíproco, se aplica para México, Estados Unidos y Canadá, pero es un mecanismo en el cual puede haber una vigilancia con respecto a posibles violaciones a derechos colectivos», sostuvo.

Página 3

ASÍ LO DIJO:
LUISA MARÍA ALCALDE, SECRETARIA DEL TRABAJO
«Puede ser que existan más quejas y este mecanismo se utilice de manera más frecuente, pero no es un asunto del cual debamos tener ningún temor»

COM
Consideró que en las cuatro quejas presentadas ha habido apertura de las empresas, las organizaciones sindicales y el Gobierno, para que se lleguen a medidas de reparación.
«Panasonic es un buen ejemplo de que no hay que tenerle miedo a la democracia, si los trabajadores deciden cambiar de sindicato, no significa inestabilidad, sino al contrario, significa tener fortalecido un liderazgo del otro lado de la mesa para poder tener y llegar a acuerdos», advirtió.
En General Motors, Silao, abundó la funcionaria, el resultado fue el cambio de sindicato y una revisión de contrato benéfica para los trabajadores porque consideraron un incremento de 8.5 por ciento.
Mientras que en el caso de Teksid Hierro, tanto el Sindicato Minero como uno afiliado a la CTM, están peleando la titularidad del contrato.
«En ese caso esperemos que no tenga que llegar a un panel internacional, sino que se pueda resolver por las vías institucionales», subrayó.

Formalizarán a 75 mil aguacateros

En los próximos meses, se espera que se formalicen unos 100 mil recolectores de aguacate en Michoacán, lo cual funcionará como una prueba piloto para regularizar la situación de las personas que laboran en empresas exportadoras en diversas regiones del país, adelantó Alcalde.
Comentó que en la zona de Uruapan, donde se cosecha el aguacate, la informalidad es muy grande, ya que se estima que hay 100 mil trabajadores pero solo 25 mil están registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social.
La funcionaria detalló que para el mes de septiembre esperan que la formalización de estos 100 ml trabajadores se vea reflejada en los registros del IMSS.
«Próximamente estaremos viendo resultados sobre esta materia y eso en aras de proteger a los sectores más débiles, donde incluso vemos mayor presencia de trabajo no solo informal, sino también de menores, precisamente porque no se garantizan los derechos básicos de ese sector», expuso.
La secretaria adelantó que esta iniciativa es para todo el país, incluso en la zona de San Quintín, en Baja California, donde trabajadores han denunciado la violación de sus derechos laborales.