Trabaja la Unión Nacional de Organizaciones Sociales para la Prevención del Suicidio en la capacitación del personal del Hospital Miguel Hidalgo en la atención de pacientes con comportamiento suicida para un adecuado apoyo, informó su presidente Nefi Jacob Campos.
Comentó que han dado conferencias al personal del nosocomio e incluso tienen programado acudir nuevamente el próximo 9 de enero a capacitar en el tema de los primeros auxilios psicológicos en situaciones de crisis para que este hospital tenga una acreditación y certificación de su personal de enfermería. “Lo hemos hecho con todo el entusiasmo para que se dé un buen trato a los pacientes porque habíamos detectado, que en muchos casos de tentativa que llegaban a los hospitales, al no ser entendidos los padecimientos que se dan en este tipo de comportamiento, a veces recibían un trato injusto o regaños cuando no debía ser así y se estaban viendo incluso lastimados sus derechos humanos”.
Estableció que incluso trabajan conjuntamente con la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Yessica Janeth Pérez Carreón, en la capacitación de su personal, quienes acuden los sábados por la mañana, ya que están implementando un Plan Estatal para Prevenir que se dañen los Derechos a la Salud Mental en las personas que tienen este tipo de comportamiento, sobre todo en el área hospitalaria.
Enfatizó que estas capacitaciones son muy importantes, dado el incremento en los estados depresivos y ansiosos que dejó la pandemia y que dejó el reto de que pueda existir un equipo de profesionales en el área de intervención en comportamiento suicida, a través de protocolos internacionales, para lo cual su organización está sentando las bases para que la población que requiera de servicios especializados, tenga la información más actual desde la base de las neurociencias para entender toda la fenomenología del comportamiento suicida y poder ayudar realmente como se debe en estos casos.
Finalmente, dijo que su agrupación desea establecer lazos y una estrategia conjunta con el Gobierno del Estado para difundir sobre todo los signos y síntomas reales del suicido, dada la prohibición que hay incluso para los medios de comunicación de no hablar la palabra suicidio. “No necesariamente hay que censurar el tema del suicidio, sino más bien entender la fenomenología para prevenir este tipo de circunstancias”.