Las víctimas son menores

Mientras investigaban un posible caso de trata de personas del que eran víctimas dos niños indígenas, por parte de su propio papá, agentes de la Fiscalía General del Estado descubrieron un caso de abuso sexual de una adolescente de 15 años.
Tras realizarse las investigaciones correspondientes, fue detenido su hermano en cumplimiento a una orden de aprehensión, como presunto responsable del ataque sexual.
Quien ya se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes” es un individuo de nombre César.
Un Juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial con sede en la ciudad de Aguascalientes, lo vinculó a proceso por el delito de violación, cometido en agravio de su propia hermana, una adolescente de 15 años.
Además, se le impuso la medida cautelar de prisión preventiva y se dio un plazo de tres meses y medio para el cierre de la investigación complementaria.
Durante la audiencia inicial ante el Juez de Control y Juicio Oral Penal, la agente del Ministerio Público de la Unidad de Atención Integral a la Mujer de la FGE, hizo la imputación en contra de César y aportó los elementos de prueba suficientes.
Se estableció que el ahora detenido y su hermana, así como otros familiares, habitan un domicilio en la colonia San Luis que es rentado por personas de la etnia mixteca y se dedican a vender mercancía o solicitar dinero en los diferentes cruceros de Aguascalientes.
Los hechos tuvieron lugar el día 20 de diciembre del año 2019, cuando la víctima se encontraba dormida en su habitación y en determinado momento ingresó su hermano y la atacó sexualmente.
Cabe destacar que César fue ubicado y detenido en avenida Alameda y cruce con avenida Héroe de Nacozari, en el Barrio de la Estación, por parte de agentes del Grupo de Mandamientos Judiciales de la Policía de Investigación, quienes le cumplimentaron una orden de aprehensión girada en su contra por el delito de violación.