Los audífonos son accesorios esenciales para sacarle el máximo provecho a cualquier dispositivo multimedia, sea un smartphone, un reproductor de música o un ordenador. No tenerlos significa tener una experiencia incompleta, por depender de las bocinas del gadget, que no suelen ser de una alta calidad y no permiten privacidad, además de que molestan a las personas que están cerca.

Resulta entonces casi un requisito hacerse con unos auriculares. Lo más recomendable son los inalámbricos, pero sobre todo los que utilizan tecnología bluetooth. Desde la versión 3.1 ha hecho unos avances tan significativos que fueron los que impulsaron para que se terminara de popularizar.

Los audífonos bluetooth siguen siendo por lo general algo más costosos que los que funcionan con cable, pero ya ha llegado el punto en que su precio es muy accesible, no es algo que preocupe demasiado al momento de su compra. Por supuesto, hay que tener en cuenta que los costos también van a variar frente a la calidad. Eso sí, hasta los más económicos ofrecen muchas ventajas.

Comodidad

Si se trata de comodidad, no hay nada mejor que tener audífonos inalámbricos. Los cables son cosa del pasado y, aunque parezcan algo inofensivos porque ocupan muy poco volumen, la verdad es que son muy molestos. Es fácil tropezarse con un cable y es un incordio cuando se enreda, limita mucho la movilidad del usuario. Los inalámbricos no tienen estos problemas.

Es importante que la conexión de los audífonos inalámbricos sea a través de bluetooth por la comodidad que brinda esta conexión. Es estable y, una vez emparejado el o los dispositivos, no hay que hacer más que encenderlos y que estén cerca el uno del otro para que se enlacen y comience a escucharse el sonido. Resulta algo increíblemente práctico que se agrede más de lo que pareciera.

La libertad de movimiento es algo muy atractivo para la mayoría de las personas porque no tiene que preocuparse de las limitaciones del tamaño del cable. Esto permite incluso evitar accidentes por halar los audífonos cuando están conectado. Otro caso muy útil es cuando se tiene el celular en un bolsillo o en una mochila y no tiene nada conectado. Son estos pequeños detalles los que hacen la diferencia en el uso cotidiano.

La distancia

Este punto viene acompañado del anterior. La persona no tiene que estar cerca del dispositivo que está usando para escucharlo. Esta es una ventaja absoluta frente a las opciones alámbricas porque el cable nunca va a ser tan largo como para dejar tanta distancia.

Los audífonos de una calidad media permiten un rango aproximado de 10 metros y una pared de por medio. Alguien puede estar bastante distanciado del dispositivo que está escuchando, seguir haciendo uso de sus auriculares y no interrumpir la experiencia. No se está “encadenado” al dispositivo en cuestión.

La calidad el sonido

A diferencia de otras opciones de conexión inalámbrica, los mejores audífonos bluetooth tienen una calidad de sonido impresionante. Este tipo de conexión logra que no haya ruidos que molesten a la experiencia de usuario. Además, las marcas más premium han logrado mantener (y en algunos casos superar) la calidad del sonido de las opciones con cable.

El espectro de tonos y la calidad con la que se escucha, son aspectos que no van a estar limitados por la conectividad inalámbrica. Al contrario, como no hay un cable que se dañe, el sonido no se va a deteriorar, y tampoco la conexión al puerto. La tecnología ha avanzado al punto de ofrecer una experiencia más profesional vía bluetooth que con cable.

Conectar varios dispositivos a la vez

Se puede reproducir el sonido de varios gadgets según sea conveniente porque se pueden conectar a la vez. Para quien no vea la utilidad de esto, se refleja cuando se tiene, por ejemplo, conectado un celular y no es necesario quitarse los audífonos para escuchar la notificación y responder a la llamada. Los audífonos están programados de forma inteligente, para interrumpir la reproducción de cualquier otro sonido y darle prioridad a la llamada.

En el caso de estar escuchando contenido multimedia, no se van a reproducir los sonidos de todos los gadgets al mismo tiempo. Los audífonos van a estar conectados a todos, pero para que funcione en uno u otro, solo hay que activarlo en las opciones de sincronización. Ya está enlazado, por lo que el cambio es de inmediato.

Hay los modelos prácticos y discretos

Existen audífonos bluetooth de un tamaño tan pequeño que pasan desapercibidos. Solo se colocan en la entrada del canal auditivo y no se sienten. Funcionan muy bien para hacer actividad física, pero también para simplemente tener algo práctico y que no se note demasiado. Un cable simplemente se nota.

Este tipo de audífonos pequeños son muy cómodos de utilizar, ya que no se sienten casi y a los minutos es fácil olvidar que están puestos. No hay roce de ningún otro aparato, por lo que son muy gratos de utilizar si lo que se quiere es algo discreto hasta para el mismo usuario.