Frente a un escenario incierto a nivel mundial que condujo al Banxico a mantener la tasa de referencia en 4% durante el próximo mes, el Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial aseveró que México prefiere mantener crecimiento económico con inflación y hasta el momento las tasas de interés en los créditos productivos, hipotecarios y automotrices se hallan en porcentajes recomendables y accesibles.
Alberto Aldape Barrios, titular del CIDE, aseveró que los sectores deberán estar muy atentos a los indicadores de crecimiento a la inflación que se dará este mes de mayo, y es indispensable que aquéllos que contraten créditos no acepten tasas variables, sino fijas.
SE MOVIÓ EL TAPETE. Alberto Aldape comentó que el entorno económico se encuentra incierto por el conflicto armado entre israelíes y palestinos, la situación de la India a causa del COVID-19 y la posibilidad de cierre de fronteras por parte de la Unión Europea, por lo que si México sube su tasa de interés puede frenar lo poco que ha comenzado a crecer la economía mexicana.
Por ello, el Banxico aguardará un mes para ver si se clarifica el escenario mundial y tomar la decisión de aumentarla, en el caso de Estados Unidos sigue alta la inflación porque hay dinero demás en el mercado y aparte existe consumo extraordinario y eso puede afectar la meta de inflación en México, y entonces se le obligaría al Banco de México a subir la tasa.

LAS TASAS DE INTERÉS EN MAYO…
En los créditos productivos oscilan de 12 a 14%
En el hipotecario se ubica en niveles de 9 a 10%

En el caso de las financieras de las armadoras, se tienen muchas ventajas con enganches bajos, plazos largos con tasas bajas. Esto porque la meta de las compañías es desplazar sus vehículos y hacerlo lo más rápido posible.