Hugo Morales Lozano

Hoy en día, las redes sociales sirven como un canal de comunicación importante y eficiente entre negocio y consumidor, debido a que la mayoría de la gente usa su smartphone o computadora para mantenerse en contacto con los suyos, y aunque no están ahí principalmente para comprar, los algoritmos de estas plataformas permiten que los negocios puedan anunciarse, entregar sus mensajes al público correcto, y darles la última palabra a los usuarios para tomar una decisión. Se puede comparar esto con un paseo en carro, estás manejando sobre una calle y ves toda clase de mensajes en el camino, como pueden ser los famosos espectaculares. En internet ocurre lo mismo, navegas sobre una página web o red social, y empezarás a ver anuncios o “ads” que podrían interesarte, la ventaja de éstos es que son personalizados, tu vecino o amigos de la cuadra no podrán ver lo mismo salvo que tengan las mismas necesidades o un comportamiento digital similar. Cabe mencionar que los anuncios y publicaciones que hagamos en internet no son una “varita mágica”, sirven para atraer a tu público objetivo, pero el impacto depende mucho de las palabras, el formato, el diseño, la segmentación, y la inversión económica. Para acertar con estos elementos, es necesario conocer las políticas de cada plataforma digital para que el mensaje sea eficiente y evite algún tipo de discriminación. Recuerda que tener presencia en internet no es vanidad, es estar visible para los consumidores, como dijo Bill Gates en su momento “si no estás en internet, no existes”, y lo podemos comprobar con nosotros mismos, si en estos momentos estás buscando “servicio de carpintería” te aparecerán los mejores calificados, los que están cerca de tu ubicación y, sobre todo, los que sí están registrados, así que ten precaución por si tu competencia ya tomó ventaja, y recuerda: nunca es tarde para comenzar. En redes sociales, tus clientes potenciales pueden buscarte por el nombre de tu marca, también en los buscadores web, pero por ese medio se acostumbra hacerlo a través de palabras clave, así que es recomendable que tu marca tenga un nombre fácil de pronunciar y de escribir, y que todos sus atributos salgan a relucir, no importa a qué te dediques o en qué estés emprendiendo, este es un punto que no debes dejar pasar. Si tu marca ya cuenta con una fanpage en redes sociales, recuerda que la creación de la misma no te traerá clientes de forma automática, debes publicar contenido constantemente, crear confianza, y generar interacción, sólo así convertirás los likes y los seguidores en futuras ventas. Los seguidores se generan de dos formas: por la vía orgánica, donde toda la gente te empieza a seguir porque vio que tu marca está en redes sociales, fuiste recomendado, o tu fanpage fue compartida por alguien más; y luego tenemos la vía inorgánica, donde tu marca empieza a ser seguida por personas que vieron tu publicidad pagada (ads). Así que piénsalo dos veces antes de decir que las redes sociales “sólo sirven para distraerse con memes”… como todo en la vida, todo funciona si le damos el uso correcto, incluso el hecho de que los consumidores pasen la gran mayoría de su tiempo en redes sociales ya es un punto a favor de tu negocio, tarde o temprano te conocerán en sus pantallas, y querrán ser tus clientes.

Sitio web: www.molonetmx.com

Facebook, Instagram y Twitter: @molonetmx