Personas que estuvieron en contacto con positivos COVID-19 que hayan acudido a reuniones al aire libre sin haber utilizado cubrebocas, así como aquellas que no tienen completo su esquema de vacunación, deben de permanecer en aislamiento durante cinco días para evitar mayores riesgos y posibles nuevos contagios. El vicepresidente del Consejo Mexicano de Medicina de Urgencia, el doctor Ricardo Cruz, explicó que es indispensable no bajar la guardia en estos momentos, pues, a pesar de que los hospitales encargados de la atención a la pandemia tienen capacidad disponible, se debe de evitar caer en una nueva catástrofe.

¡Participa con tu opinión!