Llama el Colegio de Arquitectos de Aguascalientes al Gobierno del Estado a no tirar la toalla antes de tiempo y apuntalar al sector de la construcción, dando trabajo a las empresas constructoras que no han tenido la oportunidad para cerrar bien este sexenio y cumplir con los planes establecidos por la actual administración estatal, destacó su presidente, Ignacio Jiménez Armas.

Afirmó que, para el 2022, los arquitectos ven un panorama oscuro y muy complicado ante el anuncio del Gobierno Estatal de que en el próximo año habrá una importante disminución de recursos para obra pública, tal como ocurrió en 2021, en que cayeron hasta en un 43% los recursos asignados a este rubro y que, por parte del Gobierno Federal, tampoco habrá la posibilidad, dado que la SCT también anunció un recorte de 50 millones de pesos para el estado, por lo que prácticamente sólo tendrán para el mantenimiento de carreteras, pero no hay infraestructura nueva que vaya a aportar.

Por lo anterior, dijo que están muy preocupados, sobre todo las empresas que no han tenido oportunidad de trabajo a lo largo del actual sexenio estatal, lo cual se ha agudizado este año, al destacar que la falta de contratación de obra pública a micro y pequeñas empresas ha generado el hartazgo y descontento en varios contratistas, a grado tal que algunos se vieron obligados a vender maquinaria y activos para pagar indirectos fijos con reducción de personal y, lo que es peor, el cierre de las empresas, al recordar que, tan solo el año pasado, fueron 2 las que cerraron y están por ver ahora cuántas más son las que cierran y dejan de pertenecer al Padrón de Contratistas del Estado, lo que ha significado una importante pérdida de empleos en el estado.

Ante este panorama, lamentó que, al ser el Gobierno del Estado el que maneja la mayor y más importante inversión en obra pública, ha operado con una opacidad indignante, dado que no le ha interesado adecuar la Ley de Obra Pública para evitar concentrar la obra en unos cuantos. “No se debe incurrir en la comisión de prácticas monopólicas absolutas. Se debe desincentivar la celebración de acuerdos colusorios, ya que provoca la asignación ineficiente de los recursos públicos en detrimento de los aguascalentenses”.

Apuntó que resulta indignante que el Gobierno Estatal hable de miles de millones de pesos aplicados en los últimos 5 años en inversión de obra pública y haya empresas ignoradas que no ven pasar un solo peso, dado que la actual ley propicia la corrupción en los procesos de licitación entramados, amañados y dirigidos con la complicidad privada.

Indicó que las empresas que subsisten esperan que ya termine la actual administración estatal, ya que muchas de ellas comentan que, si no les van a dar obra, esperan que ésta concluya para buscar oportunidades y otras más, con la necesidad de buscar contratos de obra pública, se van a otras entidades mientras termina el actual Gobierno Estatal.

¡Participa con tu opinión!