Es letra muerta la ley que regula la separación de residuos sólidos urbanos debido a que no existen los factores, la infraestructura y la planeación necesaria que lleve a los ciudadanos a tener un resultado beneficioso para todos, destacó Mayté Figueroa Díaz, asesora de los grupos ambientalistas en Aguascalientes.

La especialista afirmó que a pesar de que la Ley de Protección al Ambiente del Estado señala claramente la separación que se debe hacer de los residuos sólidos urbanos, ésta no se cumple porque se necesita tener el diseño de todo un sistema. “No es tan sencillo el decir que se separen los residuos. Todos los pasos que siguen o que tienen que haber para ello simplemente no existen. No tengo a dónde llevarlos, es más ni siquiera tienen dónde venderlos. No es tan sencillo como que en Aguascalientes me compran todos los residuos, no es cierto”.

Comentó que hay residuos que se tienen que llevar a León, a Guadalajara o a la Ciudad de México, por lo que su traslado resultaría oneroso. “Nunca va a funcionar mientras no exista una planeación estratégica bien hecha desde el antes hasta el después”.

Afirmó que es la autoridad municipal la que debe poner todos los elementos de acuerdo con lo que señala la ley al ser éstos los responsables del manejo de los residuos sólidos urbanos. Subrayó que con la prohibición de las bolsas de plástico ocurrió lo mismo, ya que lo prohibieron pero no le dan alternativas a la gente. “No es que esté mal, no es que no lo necesitemos, es que no existe ni la planeación completa, ni la infraestructura completa para tomar esa decisión”.

Para Mayté Figueroa, es muy complicado aplicar la ley ante la falta de infraestructura y planeación necesaria, por lo que exhortó a las autoridades a acercarse con las asociaciones ambientalistas y expertos en la materia que puedan aportar soluciones a esta problemática. “Fui muchos años autoridad ambiental. Lo que aprendí es que cada vez que la autoridad dice que no, tiene que decirte cómo sí, y eso es lo que falta”.

¡Participa con tu opinión!