Para la presidenta de la Asociación Mujeres Jefas de Familia, Gwendolyne Negrete Sánchez hoy por hoy las mujeres han tenido grandes avances, además de que al paso de los años se recuerda a aquellas mujeres luchadoras y precursoras y también a las que han ocupado ciertos espacios públicos. Sin embargo, dijo que sigue siendo muy difícil para que la mujer pueda llegar. Toda vez que mientras la mujer tenga que ocuparse al 100% de las labores domésticas, está avanzando ya con una dificultad, “porque antes de salir a trabajar, tiene que ocuparse de dejar comida, lonches, niños listos y una serie de cosas y cuando regresa del trabajo fuera de casa, todavía llega a ver qué más hay por hacer, como lavar ropa, tener las tareas de los niños, la cena, la comida. Entonces es una carga muy complicada para que las mujeres puedan acceder”.

La activista social lamentó que a la fecha sigue habiendo mucho acoso sexual en los trabajos, sigue habiendo una cuota muy complicada para que las mujeres puedan llegar y si una mujer llega, inmediatamente se le juzga como que tuvo que haberse metido con alguien más y no confían en que pudo haber sido por capacidad como lo es para muchas mujeres.

Asimismo, dijo que hoy en día también la mujer sigue ganando menos por hacer un mismo trabajo. “Queremos las mismas oportunidades y los mismos derechos que los hombres. Este movimiento del 9 de marzo y la marcha realizada no es que los odiamos, sino que queremos vivir una libre de violencia, una igualdad de oportunidades e iguales derechos”.