Por Rubén Torres Cruz

Urgente la creación de infraestructura hídrica y la implementación de tecnología, que permita en un futuro aprovechar las precipitaciones pluviales, pensándose en que pueda ser empleada para el riego de áreas verdes, agricultura e incluso para consumo humano.
Saúl Flores, especialista en temas de agua, lamentó que actualmente no estén contempladas dentro del Plan Hídrico del Estado, alternativas que permitan contener el agua de lluvia, al menos en puntos de gran escurrimiento.
Ante los efectos del cambio climático, dijo que el registro de lluvias consideradas ‘atípicas’ serán cada vez más frecuentes, por lo que es necesario que estemos preparados para poder captar el agua, sanearla y usarla. “Por ejemplo en López Mateos y el Parque Hidalgo, ahí se pudiera implementar tubería o hacer algo para contener el agua, actualmente así como se concentra se va, no existen colectores pluviales que sirvan al menos en puntos donde se presentan inundaciones y poderla usarla, estamos a tiempo de poder planear medidas”, explicó.
Otro de los aspectos fundamentales de acuerdo al experto, es mantener un crecimiento ordenado de la ciudad, respetar áreas verdes, así como la creación de una red subterránea de conducción de agua y mayor número de colectores.
Actualmente los cambios de uso de suelo indiscriminados para fines comerciales o desarrollos inmobiliarios, así como la colocación de grandes planchas de concreto, no aportan mucho en la captación de agua, que por su naturaleza buscan su cauce natural.
De momento, al no ser aprovechado el escurrimiento del agua, más que situaciones de beneficios se convierte en un problema que ocasiona inundaciones y grandes afectaciones a los ciudadanos, como en el más reciente caso del pasado fin de semana.