El titular de la Seguot, Armando Roque Cruz, informó que de manera permanente se hacen recorridos de verificación y en su caso, de actualización de la Cartografía de las fallas geológicas y las grietas que hay en el estado.

Dijo que por la contingencia sanitaria el avance de estas tareas ha sido lento, ya que las reuniones presenciales de seguimiento y firmas de actas se han visto interrumpidas.

La longitud de recorridos representan un 80%, de los 316.6 kilómetros registrados en el último reporte de la 262 discontinuidades (241 fallas y 21 grietas), en cuyos trayectos han resultado afectados alrededor de dos mil inmuebles.

Los municipios con más hundimientos son la capital, Jesús María, Rincón de Romos y Pabellón de Arteaga.

Dado que estos fenómenos naturales no se detienen, constituyen un reto para el desarrollo urbano y seguridad de la población, de ahí la importancia de monitorear en forma permanente los trayectos y daños, para actuar en consecuencia, de manera oportuna.

Ejemplificó que en el municipio de Aguascalientes se han hecho recorridos de verificación en 77.5 kilómetro; en San Francisco de los Romo, en 16.1 kilómetros; 48.6 kilómetros en Jesús María; 46.2 kilómetros en Pabellón de Arteaga; en Cosío, 27.4 kilómetros; y en Rincón de Romos, 35.8 kilómetros, lo que representa el 80% de referencia.

Al indicar que se trabaja en los mecanismos necesarios para dar respuesta a la demanda social generada por el agrietamiento del suelo, el ingeniero Roque resaltó la labor del Comité Interinstitucional de Fallas Geológicas y Grietas, conformado en el 2004 por instituciones de los tres niveles de Gobierno.

“Este organismo tiene la misión de analizar y estudiar el origen y causas de tales fenómenos, con la finalidad de promover acciones para disminuir el impacto social, ya que el Gobierno Estatal no puede omitir su responsabilidad como salvaguarda de la seguridad e integridad física de la población”.