Al arrancar el Operativo “Todos Juntos Cuidamos nuestra Escuela”, el director del IEA, Ulises Reyes Esparza, explicó que el objetivo es mantener seguros a los 1,258 planteles educativos públicos, y en especial las llaves de 160 escuelas consideradas foco rojo se entregarán a elementos policiacos para que puedan ingresar para mantenerlos libres de cualquier acto delictivo o vandálico.

Reunidos en la Secundaria General No. 34 “Mahatma Gandhi”, ubicada en el Fracc. Villas de Nuestra Señora de la Asunción, el titular del Instituto de Educación señaló que el objetivo es que las escuelas estén seguras en este receso escolar que acaba de comenzar y esta estrategia durará mes y medio, es decir al 30 de agosto, fecha en que inicia el ciclo escolar 2021-2022.

En un operativo coordinado con las Secretarías de Seguridad Pública Estatal y Municipales, Ulises Reyes recalcó que la intención es reducir la incidencia delictiva en los planteles como el vandalismo, el hurto y los destrozos, ya que en el tiempo de la pandemia ocasionó 360 actos que afectaron la infraestructura educativa.

“En el siguiente ciclo lectivo se quiere arrancar con escuelas dignas, sin afectaciones, con equipamiento para recibir a las niñas y a los niños de nivel de educación básica”, recalcó.

Este operativo se divide en tres intervenciones, la primera es vigilancia periférica constante, con unidades de la policia estatal y municipales, cercanos a las escuelas para disuadir, donde los elementos tendrán la llave de las escuelas para entrar a cualquier hora del día, de la noche o de la madrugada. La intención es que se sepa que las escuelas estarán vigiladas todo el tiempo durante el día y la noche.

La segunda intervención involucra a los padres de familia y a la sociedad que viven entorno a su escuela y la intención es que se involucren con las mesas directivas de padres de familia de la escuela para que estén cuidándola todos juntos.

Además se solicitará a los comités del buen orden que operan en cientos de calles para que se sumen a la vigilancia de los planteles educativos a través de la colaboración con las mesas directivas de papas de las escuelas.

También se publicará un decálogo con información y recomendaciones para las escuelas y los padres de familia, que contendrá teléfonos de la Policía Estatal y Municipal, de los Bomberos, Protección Civil, guía para levantar una denuncia ante la Fiscalía, entre otros.