Por Jesús Alejandro Aizpuru Zacarias

El día de ayer se llevaron a cabo las elecciones legislativas en los Estados Unidos. Con una participación que apenas alcanzó un 40 por ciento del electorado, el Presidente Barack Obama se jugó mucho. Sin aún conocer los resultados finales al momento de escribir estas líneas, les comparto una radiografía de lo que puede suceder en el vecino país.

El diario The New York Times dice que los republicanos cuentan con el 70% de posibilidades de alzarse con la mayoría en el Senado, de ser así, Obama perdería la mayoría en la cámara alta del Legislativo, donde 36 de los 100 escaños serán renovados por un periodo de seis años.

Las encuestas han generado grandes expectativas para el Partido Republicano quien ya cuenta con mayoría en la Cámara de Representantes, y quienes seguramente obtendrán la mayoría en el Senado, lo que sin duda, complicará aún más la recta final del mandato del Presidente.

Los opositores acusan a Obama de ineficiente y de dar pocos resultados; sin embargo, no podemos negar que su gestión se ha enfrentado a grandes problemáticas de carácter internacional, lo que sin duda ha afectado su administración de forma significativa.

Hay que destacar que en la elección también están en juego los 435 asientos de la Cámara de Representantes, donde se consolidará la mayoría Republicana, y 36 gubernaturas. Seis estados serán cruciales ya que la contienda es muy cerrada.

Iowa: El demócrata Bruce Bradley (45,7%) pelea junto con la candidata republicana Joni Ernst (48%).

Louisiana: La senadora demócrata Mary Landrieu (44%) se juega su banca frente al republicano, Bill Cassidy (48,8%).

New Hampshire: La senadora demócrata Jeanne Shaheen (48,8%) se enfrenta al rival republicano, Scott Brown (48%).

Carolina del Norte: La senadora demócrata Kay Hagan (44,1%) busca reelegirse frente al candidato republicano Thom Tillis (43,4%).

Colorado: El senador demócrata Mark Udall (44%) pone en juego su banca frente al candidato republicano Cory Gardner (46,5%).

Alaska: El senador demócrata Mark Begich (43,8%), intenta mantenerse frente al rival republicano Dan Sullivan (46,2%).

Como podemos ver, la contienda será cerrada en estos estados. Al momento de cerrar esta edición, los republicanos avanzaban significativamente sobre los demócratas, resulta lamentable que la Presidencia de Obama, que históricamente ha sido la de mayor expectativa, tendrá un cierre muy complicado. Demócratas y republicanos conocen la situación que vive su país y son conscientes de la necesidad de llevar a cabo reformas trascendentales para solucionar su problemática; sin embargo, los intereses particulares y de partido, parecen ir más allá de las necesidades colectivas, es por ello, que nuestro vecino país seguramente continuará en el letargo que beneficia a unos cuantos y perjudica al pueblo.

Como es costumbre, les agradezco el valor de su lectura y los espero una vez más la próxima semana.