Estudiantes de la Normal Rural Justo Sierra Méndez de Cañada Honda conmemoraron los hechos de represión ocurridos el 9 de junio de 2017, tras su manifestación donde exigían que no se redujera la matrícula de ingreso y que no se hiciera mixta la escuela. A dos años de distancia, piden a las autoridades educativas que se mantenga esta petición.
Un nutrido grupo de estudiantes de dicha Normal realizaron una marcha este domingo a mediodía que inició en el cruce del bulevar a Zacatecas y la avenida Colosio al norte de la ciudad y que concluyó en la Plaza de la Patria con un mitin, donde estuvieron acompañadas de jóvenes representantes de 12 escuelas normales rurales del país, entre las que destacan Tiripetío, Michoacán; del Estado de México; Aguilera, Durango; Saucillo, Chihuahua; El Quinto, Sonora; Campeche; Ayotzinapa, Guerrero; entre otras.
A nombre de las estudiantes, Lupita Guadalupe Ramos Ortiz comentó que con este acto se recordó la represión que sufrieron hace dos años, cuando pedían a la autoridad educativa que no se redujera la matrícula de 120 a 100 personas, además de rechazar la intención de hacer mixta la escuela para que hubiera 50% hombres y 50% mujeres.
Recalcó que este año, reiteran su exigencia a las autoridades de que respeten la matrícula, que siga siendo sólo de mujeres, así como la organización que mantiene la Escuela Normal Rural Justo Sierra. “Nuestra relación con las autoridades siempre ha sido entendible de ese tiempo para acá, desde que hubo esa represión, pero de repente quieren hacer cosas que no van, como el no querer respetar nuestro pliego petitorio o estar violando los derechos de nuestra escuela, por eso se hacen estas manifestaciones y pedimos el apoyo de otras normales rurales”, finalizó.