El Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial alertó ayer a los aguascalentenses a no invertir sus recursos en plataformas electrónicas de criptomonedas, las cuales ofrecen ganancias rápidas y fáciles, omitiendo decir que igual las pierdes, además de que no están reguladas ni respaldadas por ninguna institución.

Alberto Aldape Barrios, director del CIDE, aseveró que las criptomonedas son un mecanismo financiero de especulación absoluto y existe una diversidad de empresas que están ofreciéndolas. “Si bien pueden ofrecer altos rendimientos, de igual modo se puede perder todo lo que se invierta en este medio”.

De hecho, México ya cuenta con la Ley Fintech, la cual busca regular a las Instituciones de Tecnología Financiera, como las criptomonedas, ya que estos pueden ser mecanismos de evasión de impuestos o de lavado de dinero, motivo por el cual el banco Central y la SHCP se encuentran atentas a esta opción en el mercado financiero.

El titular del CIDE aseveró que los desarrolladores de esas plataformas lanzan su propia moneda al público inversionista y de acuerdo a la oferta y la demanda se generan las cotizaciones. Estas criptomonedas están sirviendo como medio de pago electrónico y al final hay intercambio de productos o de bienes.

En este momento, la criptomoneda más publicitada es la Bitcoin; una persona puede comprar un Bitcoin cuyo valor es muy alto respecto al peso o al dólar, el cual se puede cargar en un monedero electrónico que se lleva en el celular y se puede utilizar para pagar un café, una comida, ropa. Quien lo recibe, buscará que otro más se lo reciba al proveerle insumos y así sucesivamente. Luego, el último de la cadena debería ir a cambiar ese Bitcoin por la moneda de su preferencia.

“Sin embargo, el problema es que no existe un mercado financiero seguro para esas plataformas electrónicas y la última persona que se quedó con ese Bitcoin podría perder sus recursos si esas empresas de criptomonedas desaparecen”, advirtió finalmente.