Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Marko Cortés debe renunciar, dejar que el PAN se renueve dando paso a ciudadanos y que el partido tenga un giro de 180 grados para cambiar, dijo Max Cortázar, quien fungiera como coordinador de la campaña de Xóchitl Gálvez.
«Cuando Germán Martínez fue presidente del PAN en 2009 y los resultados electorales no fueron los mejores, aún así obtuvo el doble de diputados federales que los que ahora obtuvo el PAN bajo la dirigencia de Marko. Y Germán entonces en congruencia renunció a la presidencia panista», expresó Cortázar.
El ex vocero presidencial en el sexenio de Felipe Calderón consideró que la dirigencia panista debe hacer una evaluación autocrítica.
«Quedarse en el puesto es aparentar que las cosas están bien. No es así. Hay que reconocer los resultados. Hasta en un equipo deportivo cuando una selección es eliminada el entrenador es despedido la misma noche del fracaso», añadió.
Cortázar expuso la necesidad de que el partido blanquiazul se ciudadanice. «Hay que dar paso a los ciudadanos a las filas del PAN. Dar un giro en la política y abrir las puertas», indicó.