RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

Decepción en miles de mexicanos es lo que ha causado el gobierno de López Obrador, quien luego de 18 años de luchar por alcanzar la silla presidencial, prometiendo el oro y el moro, una vida mejor y la desaparición de las corruptelas de los gobiernos anteriores para con ello mejorar el estatus de las familias mexicanas, y ya en el poder no lo ha logrado. Los ciudadanos seguimos esperando que los índices delictivos a lo largo y ancho del país se reduzcan, que la inseguridad que se vive a diario en la mayoría de las ciudades vaya disminuyendo, que los servicios de salud sean ya no excelentes sino de mediana calidad, que haya medicamentos e insumos para la atención de la salud, que los empleos que se generen se generen pero en nuestro país y que no seamos farol de la calle regalando dinero a otros países para que generen empleos,  La situación en el rubro de la educación ha ido a la baja, con un sindicato –CNTE– que ha visto cómo se le han cumplido todos sus caprichos y peticiones sin importar para nada la calidad educativa de los millones de alumnos, que al final de cuentas es lo que menos les importa, los maestros luchan única y exclusivamente por obtener beneficios económicos, laborales y familiares –heredando a sus familiares sus plazas.

Para el presidente lo anterior no es verdad pues él tiene otros datos. Y con cierta rabia escuchamos en sus distintos viajes a las diferentes ciudades del país como minimiza los problemas existentes, diciendo que los gobiernos anteriores le dejaron un cochinero. ¡Eso ya lo sabemos! Por eso la población en un alto porcentaje votó por él, pues todas sus esperanzas las pusieron en él, en su proyecto de país y a casi ocho meses de gobierno el presidente no ha hecho nada, se la ha pasado quejándose y echándoles la culpa a los ex presidentes. Eso a nosotros como ciudadanos no nos importa nada, lo que importa es sacar adelante el país en donde los ingresos per cápita mejoren, en donde la seguridad vaya mejorando día a día, en donde los servicios de salud cumplan con decoro su función y para ello deberá incrementar el presupuesto y no disminuirlo como sucedió. López Obrador desapareció el Seguro Popular, diciendo que no era seguro ni era popular: Está equivocado. Creo que cada uno de nosotros conocemos a amigos o familiares a quienes el Seguro Popular sacó de apuros en momentos difíciles de salud. En Aguascalientes los miles de afiliados gozaban de una buena atención. Hoy existe la propuesta para crear lo que sustituiría al Seguro Popular: El Instituto para la Salud y el Bienestar.

A todo lo anterior hay que sumarle  la ambición que ya demostró López Obrador al permitir con su actitud pasiva, que en Baja California se amplíe la gubernatura de 2 a 5 años. La complacencia de López Obrador en esto no es extraña pues es sabido que el presidente ambiciona perpetuarse en el poder y esto que está sucediendo en Baja California, de que el candidato ganador, obviamente del partido de MORENA, Jaime Bonilla, gobierne hasta el 2024 y no hasta el 2021. La verdad es que si hubiera ganado el panista Óscar Vega, Jaime Martínez del PRD, Héctor Ozuna de Movimiento Ciudadano o Enrique Acosta del PRI, y hubieran pretendido hacer lo mismo, no se los hubieran permitido ¡por nada! Pero como el ganador fue de MORENA ahí se les presentó la magnífica oportunidad para hacer esta prueba que luego querrán aplicar en todo el territorio nacional a pesar de que López Obrador firmó hace unos días ante notario público que no se reelegiría, algo que no tenía caso que hiciera pues cuando tomó posesión como presidente de la república juró cumplir y hacer cumplir la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos y en la constitución está plasmado el período que debe durar en el cargo el presidente. Aunque al día de hoy López Obrador ha incumplido varias veces  su juramento anteponiendo sus caprichos a lo señalado por la constitución, un ejemplo de ello fue el nombramiento del español  Paco Ignacio Taibo como director del Fondo de Cultura Económica a pesar de que la constitución se lo impedía por ser extranjero, pero el presidente las puede todas y ordenó que se hiciera una ley, la cual fue impulsada por MORENA, para lograr que Taibo llegara a la dirección del FCE. Vergonzoso y muy demostrativo de su manera de ser, fue cuando en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Taibo presentó su novela “El olor de las magnolias”, ahí, en ese marco el español se refirió a la ley que lo habilitaría, pese a ser extranjero, para ocupar la dirección del Fondo de Cultura Económica. Taibo dijo que el lunes 3 de diciembre iba a asumir el cargo, por la ley o por un edicto presidencial del entonces presidente electo Andrés Manuel López Obrador, y sin el menor recato lanzó el comentario: “¡Sea como sea, se las metimos doblada, camarada!”. Ese es el grado de educación y respeto hacia la nación del amigo de AMLO que actualmente es el director de la prestigiosa editorial.

Lo más nuevo de Taibo fue apenas hace dos días cuando declaró al participar en una conferencia con estudiantes de la escuela de cuadros ‘La Chinaca’, que MORENA se había convertido en un partido “blandengue, electoralista y buscachambas”. Ahora sí que con esos amigos para que quiere “El Peje” enemigos.

Es verdaderamente angustioso el despertarse día a día sabiendo que la situación en México estaba mejor antes que ahora. Había más certeza en el plano económico, de salud y educativo. Hoy vemos cómo en Tabasco, cuyo gobierno es morenista, ha satanizado y prohibido mediante una reforma aprobada por mayoría morenista en el Congreso, las manifestaciones y plantones con el pretexto de garantizar el libre tránsito. Es increíble que la estrategia con la que López Obrador alcanzó popularidad y posteriormente la presidencia, con sus plantones primero en los pozos petroleros de su estado y luego con sus marchas y plantones en la Ciudad de México, con su complacencia estén ahora prohibidos en su estado natal. Hoy parecería que estamos viviendo en un país en donde la contradicción de su presidente, por conveniencia obviamente, es la constante. ¿Hasta cuándo aguantará el país esta incertidumbre?