El presidente del Enlace de Transporte Colectivo Foráneo, Armando Santana Valdez reportó una situación crítica y pesimista tras casi 10 meses de bajos niveles de pasajeros, lo que se agravará ahora que inicien las vacaciones decembrinas y este gremio enfrenta una situación económica complicada para cumplir compromisos laborales contraídos con trabajadores.
En entrevista, el dirigente de la agrupación señaló que de acuerdo a reportes de la propia autoridad, el entorno sanitario no mejorará antes de marzo próximo y esto enciende focos rojos.
Ante ello, esta organización argumenta a los concesionarios y a los choferes que hagan el esfuerzo mayor posible y sin duda que se requiere que la Coordinación de Movilidad y la Dirección de Transporte autoricen la reducción de camionetas prestando servicio por las diversas rutas que existen en el estado de Aguascalientes.
Esta situación ha generado ya conflictos al interior del Enlace de Transporte Colectivo Foráneo porque algunos concesionarios o choferes no terminan por entender ni aceptar que existe un traslado limitado de pasajeros por unidad para protegerlos del COVID-19, así como estar sanitizando constantemente las camionetas, lo cual ciertamente genera costos adicionales.
Aparte, este 2020 no hubo incremento tarifario y todo indica que en el ejercicio próximo tampoco lo habrá a causa de la pandemia, lo cual representa un golpe económico para este servicio de transporte y en especial para todos aquellos que tienen a trabajadores afiliados al Seguro Social, al Infonavit y al impuesto Sobre la Nómina.