Juan Carlos Rodríguez 
Agencia Reforma

Monterrey, México.- Dos menores que fueron captadas en un video cuando graffiteaban el kiosco y una fuente de la plaza principal de General Terán fueron ubicadas por las autoridades y obligadas a reparar el daño.

Las jovencitas, identificadas como Rubí y Maricela, tuvieron que regresar a la escena donde horas antes se habían divertido rayando, para tomar agua y jabón y dejar sin rastro de graffiti el área.

El kiosco y la fuente están en la Plaza Zaragoza, en el centro del Municipio, donde había decenas de personas disfrutando del desfile del 20 de Noviembre.

Una persona que estaba presente en las fiestas, videograbó el momento en que las dos menores realizaban pintas en las estructuras del kiosco y de la fuente de la plaza.

El video lo compartió en redes sociales, lo que permitió que las menores fueran identificadas por vecinos y conocidos.

Los nombres de las dos jovencitas fueron fueron proporcionados a las autoridades y las ubicaron en sus domicilios en la Colonia Citricultores, esa misma noche.

Rubí y Maricela limpiaron las zonas donde realizaron las pintas con agua, jabón y trapos, y repararon parcialmente los daños que hicieron durante el desfile.